En el O´Horán, al gobernador le ataca el Síndrome de la Chimoltrufia

Por El Cazador Nocturno

El “síndrome de la Chimoltrufia” afecta al gobernador Mauricio Vila Dosal, quien delante un grupo de inconformes reunidos en el Hospital General – Escuela “Dr Agustín O’Horán” estableció que “así como digo una cosa digo la otra”.

Ante la lluvia de quejas, el titular del Ejecutivo estableció que “para que les digo no si es sí”, incluso, por enésima ocasión se lavó las manos, pues “será lo que Dios mande”, emulando al personaje que creó el popular Chespirito.

Al grupo de manifestantes que estaban en el O’Horán, Vila Dosal les informó que a partir del próximo viernes 29, la Secretaría de Salud federal enviará recurso económico para saldar pagos atrasados, compensaciones y retroactivos que se les deben.

Por ende, les pidió paciencia, pues se trata de dinero que envía la federación, es decir, la problemática de atraso de los recursos no le compete directamente al gobierno del Estado.

“Desde octubre estamos esperando el pago que nos corresponde”, expresaron los inconformes ante el titular del Ejecutivo, quien efectuaba un recorrido de trabajo por el nosocomio.
Durante la discusión de la problemática que prevalece en el O’Horán, el mandatario se comprometió a dar una pronta solución, y primeramente le pidió al secretario de Salud de Yucatán (SSY), Mauricio Sauri Vivas, a que dialogara con los afectados.

“Es un dinero federal, el pago llega el (próximo viernes) 29, pero no depende de nosotros, pero me comprometo a resolver (la situación) para que no se vean afectados”, subrayó.
Los inconformes se manifestaban en la explanada del nosocomio, cuando se percataron del arribo del titular del Ejecutivo por lo que optaron por acercarse para dialogar.
Numerosas fueron las denuncias hechas en contra del secretario general de la sección 67 del Sindicato Nacional de los Trabajadores de Salud (SNTS), Eulogio Piña Briceño.
Vila Dosal les aclaró que “en tema sindicales, los trabajadores son los que eligen a los líderes sindicales, los gobernadores no nos metemos ni a quitar ni a meter, al menos no el actual”.

Recomendó a los inconformes a que platiquen con su dirigente y lleguen a acuerdos.

“Que platique. Lo más importante es que podemos estar unos a favor otros en contra, unos contentos y otros molestos, pero lo más importante son los pacientes (del O’Horán)”.
Los manifestantes expresaron que se les debe días festivos trabajados, aún no les entregan uniformes, los retroactivos aún no llegan, y lo peor de todo, Piña Briceño nada hace para resolver la problemática.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *