En el congreso, para los “Petronilos” las croquetas prevalecen sobre la rendición de cuentas

La transparencia, para los diputados del PAN, MORENA, Verde Ecologista, PANAL y Movimiento Ciudadano, es un ente extraño que solo logran comprender con una bolsa de croquetas, aunque no sean de las finas.

Por El Cazador Nocturno

La LXIII Legislatura del H. Congreso Estatal, pateó la oportunidad histórica que se le presentó para, por vez primera, hacer algo decente en pro de la ciudadanía que dicen representar; rechazó, con el mayor cinismo y por mayoría, una propuesta para proceder en contra de funcionarios estatales que no respondieron preguntas durante sus comparecencias, en el marco de la glosa del Primer Informe de Gobierno de Mauricio Vila.
¿Quiénes fueron los que optaron por sus croquetas y le dieron la espalda, una vez más, al pueblo? He aquí la lista de la vergüenza: PAN (6), PVEM (1), Nueva Alianza (1), Morena (1) agregando las abstenciones de Movimiento Ciudadano (2) y Morena (2). Dicho esto, resulta evidente que la propuesta obtuvo 13 votos en contra y 10 a favor; PRI (9) y Morena (1), por lo que no fue aprobado el proyecto de acuerdo presentado por el presidente de la Junta de Gobierno del Poder Legislativo, Felipe Cervera Hernández.

Recordemos que dicha propuesta era para que, a través de la presidenta de la mesa directiva de la legislatura local, se investigara a las autoridades correspondientes por los hechos y omisiones en que hayan incurrido los servidores públicos que comparecieron en la glosa del primer informe, ya que esos hechos presuponen una violación al artículo 28 de la Constitución Política del Estado de Yucatán. El gobernador de estado, Mauricio Vila, también estaría dentro de esos supuestos y, por tanto, sujeto a investigaciones.
Como dicen en el rancho: “aquí es donde la puerca tuerce el rabo”, porque, evidentemente los panistas comandados por Rosa Adriana protegieron a su jefe Vila como perros; la priista Mirthea Arjona Marín, con toda seguridad recibió línea de Jorge Carlos Ramírez Marín, cuatacho de Mauricio, así que se hizo ‘ojo de hormiga’ y desapareció del salón de sesiones, razón por la que no se contabilizó su voto; los legisladores de Morena, Leticia Euán Mis,Miguel Candila Noh y Luis Loeza Pacheco, quienes a pesar de ser los más inconformes con las comparecencias de los secretarios, como ocurrió con la titular de Fomento Turístico Michelle Fridman, a la mera hora ‘cambiaron de opinión’ y por parte de las diputadas de Movimiento Ciudadano, Silvia López Escoffié y Milagros Romero Bastarrechea, no extrañó su abstención, ya que en el seno de las comisiones habían anticipado el sentido de su voto y pues se acerca las vacaciones, el cuerpo es débil se cansan mucho por el arduo trabajo a favor de los más necesitados y como dicen por ahí alguien tienen que pagarlas.

A nuestros diputados locales bien podríamos acomodarles y adaptarles un refrán: “Perro que prueba croquetas, ni quemándole el hocico”. ¡Y vaya quemadota! Porque, argumenten lo que argumenten, es evidente que detuvieron la investigación por temor a que el resultado arroje que Mauricio Vila y compañía sí tiene esqueletos guardados en el closet de las finanzas públicas. La lógica normal es que, el que nada debe, nada teme, y si el gober viajero está tan limpio como dice él y sus diputados ¿por qué no permitir una investigación cuyo resultado le favorecería de cara al pueblo? Sobre todo, ahora que, en Yucatán, la imagen del gobernador está muy vapuleada y su credibilidad está por los suelos. Lo hecho por los diputados sólo abona más a la desconfianza popular que se cierne sobre Vila, los diputados y sobre el gabinete estatal. ¡Qué bueno que ya se aproximan los tiempos de campañas políticas, ahí se ajustarán las cuentas y la ciudadanía les pasará las facturas de cada croqueta que hayan embutido!

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *