Empresarios, pescadores y extranjeros se unen para ayudar a los más necesitados

Progreso.- Un grupo de empresarios, pescadores y la comunidad extranjera se unieron para brindar comida, bebida y los viernes una despensa a más de 70 personas que representan 35 familias de las más vulnerables de Chicxulub Puerto.

Así que en esta situación de contingencia por el Covid-19 todavía existe gente de buen corazón, que sienten en carne propia y con los problemas ajenos de la gente vulnerable sobre todo de la comisaría de Chicxulub Puerto.

Para las despensas se establecieron en un predio para que la gente fuera con sus trastes y bolsas para recibir la comida que se les brinda con amor.

La empresaria Julissa García Pérez dijo que para dicha encomienda de dar de comer al necesitado se realizó de manera previa una lista, dando prioridad a las familias con hijos discapacitados, enfermos, que no cuenten con apoyos, madres solteras y el punto de reunión fue en una casa céntrica.

Se ha contado con la ayuda del Frente Cívico Familiar de Mérida, de ex patriados, muchos que ya se fueron a sus países, pero siguen enviando dinero para esta noble causa, estando al frente de esta ayuda el ciudadano extranjero Francois Clouthier, que, junto con la entrevistada, dijo que esta labor empezó hace tiempo atrás.

Se inició con una despensa, pero la gente dijo que no, que era mejor la comida preparada, muchos no tienen para comprar gas butano o la mayoría están enfermos. Ahora se está en solicitud de que les den permiso con una lancha de su propiedad para que se hagan a la mar a buscar más producto, para dar en raciones a la gente y saben que esta situación va empeorar día con día, ya que la contingencia sanitaria se alargó para fines de mayo.

Por eso la gente que pueda ayudar, donde de lunes a jueves, se aportaba solo la comida y se decidió que solo los viernes se les apoye con una despensa. Hacen falta más manos para ayudar y acá no se limita a nadie, además de la comida se les brinda la bebida, que puede ser jamaica o avena, junto con las tortillas.

José Betancourt donó para esta gente especies como boquinete, rubia y mero, esta labor de dar comida data de hace un año solo que con la contingencia Covid 19, se ha juntado más gente además que se cerró el comedor parroquial de la comisaría.

Se donaron 76 raciones para beneficiar a 38 familias, cada una con su despensa y todo lo donado se les multiplicará en un futuro no muy lejano.

Por lo pronto, el próximo lunes se tiene pensado realizar pozole y ahora hago la propuesta, que la persona que reciba su despensa de parte del Ayuntamiento y no la quiera la done y se trasformará en más raciones, finalizó.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *