El alcalde de Umán, Freddy Ruz, disfraza su campaña política como segundo informe y los ciudadanos lo tunden en las redes

Los ciudadanos no solo rechazan el nuevo mercado que Freddy Ruz Guzmán dice que va a hacer, sino que además le reclaman que, después de cinco años de abandono, hay cosas más importantes para el municipio.

Por Omar Xool

Los umanenses, al parecer, ya abrieron los ojos y ya expresan su enojo en las redes sociales en contra del alcalde y consejero panista estatal, Freddy Ruz Guzmán, a quien acusan que no da paso sin que saque una jugosa tajada para él mismo. Entre las cosas que los umanenses le reclaman al primer edil es que anuncia una obra, de la cual ni siquiera se sabe si existe un proyecto de impacto, como un gran logro de su administración dentro de su segundo informe de gobierno. De hecho, los ciudadanos le dan una catedra al Freddy recordándole que la Ley le obliga a informar de lo ya hecho, no de que se va a hacer.

Dentro de las inconformidades expresadas, resalta el cuestionamiento sobre para qué quiere hacer un nuevo mercado, sobre todo ahora en pandemia, y que ese dinero podría utilizarlo para reparar las calles de la ciudad o hacer inversiones en el ramo de salud, que mucha falta hace en Umán, pero es obvio que a Freddy sólo le interesa hacer crecer su campaña y, sobre todo, conseguir los recursos monetarios para ello. Al parecer el alcalde no tiene nada que informar, porque nada ha hecho, y quiere utilizar la construcción de ese inmueble como gancho político.
Incluso, muchos temen que la verdadera intención del alcalde sea la de utilizar ese nuevo mercado en la Col. San Francisco para elevar la plusvalía del fraccionamiento que Grupo Casitas está terminando de construir en Hunxectaman a costa del dinero público, con lo cual, aseguran, Freddy ganaría por ambos lados: su mochada por la obra y su gratificación por parte de Casitas.

El usuario José Chablé Chalé no se calló y le mandó un mensaje directo al alcalde: “Los informes de gobierno son para INFORMAR las obras realizadas no para adornarse con algo que quizá ni vaya a ver qué se realice. O hará como “Ibom”. Poner primeras piedras de obras fantasma.
Yo lo retaría a informar que fue lo que hizo en el lapso 2019-2020. ¿Por que desapareció durante un año? ¿Por qué se negaba a recibir a la gente en las oficinas? ¿Por qué el agua potable tiene un patronato y cuál es su fin? ¿Por qué se le da al SAPAMUY de Umán cerca de $600,000.00 al mes si se supone que cuenta con recurso propio de los pagos que realiza la ciudadanía? ¿Por qué culturalmente no hay acciones para la ciudadanía? ¿Que hace la dirección de salud y ecología? ¿Debemos agradecer a Obras públicas por habilitar la fuente? Única obra en esta administración.” (sic)

Lo más seguro, y teniendo la pandemia como perfecto pretexto, lo más seguro es Ruz Guzmán haga este segundo informe, el quinto si tomamos en cuenta su primer periodo, a puerta cerrada y con un cabildo maiceado que, con toda seguridad, aplaudirá lo que a Freddy se le ocurra decir, pero del estado que guardan las finanzas del ayuntamiento y las cuentas claras de poquito que ha hecho no habrá nada. Es cuánto.

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *