Economía circular y de vecindad, ideal para dinamizar la economía

Para dinamizar el desarrollo socioeconómico de Yucatán, el gobierno debe impulsar la economía circular y de vecindad, con la compra/venta de productos locales y regionales, afirmó el presidente de la Asociación de Empresarios de Mérida y Yucatán (AEMY), Rubén Coronado Alcocer.

Indicó que con la adquisición de productos nacionales se dinamiza la economía yucateca, por lo que se conservan los empleos y se garantiza que las empresas locales puedan conservarse.

Remarcó la importancia de establecer flujogramas de cadenas de servicios para activar la economía, con créditos a largo plazo y a bajo costo, al mismo tiempo que se deben crear más rubros de gastos para deducir impuestos para que se pueda tener equilibrio financiero.

“Es importante que el gobierno de a conocer a las empresas los protocolos para apertura y funcionamiento de las empresas por giro y sectores, el Open Yucatán necesita de esos protocolos para el cumplimiento de las empresas y sus clientes”, sugirió.

Aseveró que para realmente dinamizar la economía local, seriamente afectada por la pandemia de coronavirus Covid-19, se requiere de un Fondo Nuevo para la Reactivación de las Empresas de Yucatán.

De esta manera, se apoyará a los empresarios que realmente lo necesitan, se atenderá la problemática de acuerdo con sectores y habrá una mayor regulación del monto a invertir.

Asimismo, expresó que la innovación permitirá a la iniciativa privada el aprovechar las secuelas que deja el coronavirus Covid-19 para dinamizar la economía del Estado,

Reconoció que a partir de ahora, se tiene nuevas condiciones de desarrollo y sólo aquellos empresarios con ingenio podrán salir adelante, por lo que es necesario que establezcan estrategias de superación.

Ejemplificó el caso del aprovechamiento de las redes sociales así como de las medidas de prevención para establecer una ruta idónea que permita dinamizar la economía local, regional y nacional.

Comentó que en un ejercicio democrático, los integrantes de la asociación respondieron a diferentes preguntas, para fijar la posición de este organismo empresarial ante la crisis ocasionada por la pandemia.

Reconoció que con la contingencia, la iniciativa privada local resultó notablemente afectada, en especial la micro, pequeña y mediana empresa (Mipymes), porque se redujo la demanda de servicios y productos.

“Por tal razón las empresas están revisando sus presupuestos y opciones a corto y largo plazo, el objetivo actual es no endeudarse, pero si diversificar y tratar de innovar, además de minimizar las afectaciones para aprovechar las oportunidades”, acotó.

Expresó que para ello, “deben aprovechar la tecnología y pasar del offline al online”, sobre todo los restaurantes y comercios.

Añadió que la diversificación debe considerar los nuevos cambios que tendrá el consumidor y deben tener velocidad de recuperación para el relanzamiento, las principales prácticas empresariales de planificación recomiendan tener como estrategia un Plan de Emergencias para garantizar la continuidad y gestión de los negocios.

“Los Empresarios de AEMY sostienen que el Plan de la Sana Distancia como medida de prevención fue bueno, el quédate en casa y cierre de empresas fue lo que afecto más a las empresas y a la economía, no hubo guías para optimizarla, se podía seguir trabajando cumpliendo consideraciones de prevención”, subrayó.

Reconoció el aumento de hasta 25 por ciento del costo de las materias primas, por lo que habrán afectaciones en los suministros de ellas.

Advirtió que la poca economía solo beneficiara a las empresas que logren subsistir, las ventas serán de aproximadamente el 50 por ciento de lo que se tenía, pues se usó la liquidez y reservas para el pago de salarios y servicios.

Resaltó la falta de apoyos económicos más fáciles para tener liquidez y aguantar hasta diciembre, como mínimo.

Las empresas que pagan rentas, que tienen créditos a corto, mediano y largo plazo es posible que cierren, pues “no hay forma de salir, en algún momento no podrán cumplir con sus compromisos”, además que muchas tendrán que empezar de cero.

Consideró de insuficientes los apoyos que dio el gobierno, pues no llegaron a todos, pidieron demasiada documentación, no se enfocaron por sectores y niveles de necesidad, además que falto congruencia y hubo favoritismos.

Incluso, ante la incertidumbre los bancos aún no responden como lo hacen en otros países.

“AEMY solicita que la economía se mueva, que se apoye a las empresas en especial a las Mipymes de Yucatán, que impulsen su promoción, el otorgamiento de créditos con aval del Gobierno y si se dan directamente que se publiquen reglas claras”, abundó.

Recomendó la importancia de crear un Fondo Nuevo para la reactivación de las Empresas de Yucatán así como una ley para la Reactivación de la Economía de Yucatán.

El empresario consideró de acertado el relanzamiento escalonado de empresas, pero que es necesario empezar ya, para dinamizar la economía.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *