Dos accidentes en la Bojórquez, en menos de una hora, y a 300 metros

En la colonia Bojórquez, en menos de una hora se registraron dos accidentes de tránsito, ocurrido debido a la falta de precaución de los conductores implicados en los hechos de tránsito.

El primer incidente se registró hoy, a las 10:30 horas, en la calle 59 K con 108, cuyo guiador de la Voyager crema con placas de circulación YYP-536-B, es menor de edad y carecía de licencia de conducir.

Mientras que en el segundo caso, ocurrido a las 11:20 horas, en la calle 104 con 59 J, un motociclista cruzó entre un vehículo y un autobús estacionado por lo que al asomarse fue colisionado por un conductor que cruzaba la calle luego de respetar la señalética.

De acuerdo con el peritaje, el menor de edad se retiró del partido de fútbol en el que participó como integrantes del equipo de Atléticos de Opichén, llevando como pasajeros a sus compañeros de juego.

Al transitar de Norte a Sur sobre la calle 108, apenas había avanzado 200 metros cuando al llegar al crucero no se percató de la señal de alto de disco, debido al relajo que había en el interior del vehículo además que la señalética estaba semioculta a consecuencia de las ramas de un árbol de naranja, además que estaba colocada en la acerca izquierda.

Tras invadir el carril de preferencia, el costado izquierdo trasero del auto se impactó contra la parte frontal del Gol gris con numeral YXM-224-C, cuyo operador iba de Oriente a Poniente sobre la calle 59 K y no alcanzó a frenar para evitar el accidente.

Ante los elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), el imprudente conductor reconoció que no vio la señalética e informó que el vehículo era de su progenitora, por lo que carecía de la documentación correspondiente, además que desconocía si el auto estaba asegurado.

Posteriormente, en contraesquina de la iglesia Corpus Cristi se registró el segundo incidente, que de acuerdo con los testigos, el verdadero responsable fue el conductor del autobús de la ruta 59 KG Bojórquez, quien mal estacionó la unidad a un costado de un auto estacionado, con tal de comprar sus tortas de cochinita.
Debido a ello, el conductor la motocicleta Hércules con numeral TPJ8P transitaba de Norte a Sur cuando el cruzar frente al templo católico decidió cruzar entre el auto estacionado y el autobús.

En tanto que el guiador del Mazda 3 gris con placas ZAP-280-A iba de Oriente a Poniente y al percatarse que el autobús estaba detenido y la calle estaba libre decidió cruzar luego de respetar la señalética cuando de pronto, de manera intempestiva apareció el motociclista.

Afortunadamente, ambos iban despacio, por lo que la moto quedó parada sobre el capirote del vehículo.

Ambos conductores dieron la versión de los hechos, por lo que los uniformados les pidieron a que se pongan de acuerdo, ya que de lo contrario, ambos vehículos serían llevados al corralón, además que los daños materiales eran mínimos.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *