Directivos de la “Jacinto Rosado” buscan enfrentar a padres de familia

Ante la falta de capacidad para solucionar el conflicto de la escuela primaria “Jacinto Leonardo Rosado Avilés”, profesores del plantel buscan enfrentar a los padres de familia, bajo el pretexto de los exámenes trimestrales, problema previsto para mañana.

Justo a una semana del cierre se descarta una pronta solución a las demandas de los padres de familia, quienes buscan el beneficio de los 150 estudiantes.

Incluso, aumenta el clima de tensión, ya que la profesora de sexto grado anunció que mañana pondrá un examen correspondiente al segundo trimestre, con la condición de que lo aplicará en la respectiva aula.

La madre de familia, Claudia Castillo, reconoció que en algunos salones apenas empezaban a poner las correspondientes evaluaciones, pero debido a la actitud de la directora del colegio, Adriana Vela Salazar, así como de las maestras de primero y quinto grado, Luz María Morales y Edna Romero, respectivamente, se optó por cerrar las instalaciones, el pasado lunes 2.

Comentó que los padres de familia asesoran a los alumnos, para que estén al día en las respectivas asignaturas, e incluso, se enunció la posibilidad de pagar asesorías para los menores de edad.

Reconoció que a lo largo de la semana, “hemos recibido amenazas y ofensas, cuando en realidad buscamos el bienestar de nuestros hijos, pero muchos no lo entienden así”.

En diversas ocasiones se han registrados períodos de tensión, y mañana habrá una más, ya que la maestra de sexto grado pretende poner un examen a sus alumnos, actitud irresponsable ya que sólo provocará el enfrentamiento entre padres de familia.

“Tememos que los padres de familia se abalancen en contra de nosotros, con tal de que sus hijos presenten el respectivo examen, todo ello, con tal de que se abra la escuela de una manera u otra”, acotó.

Manifestó que con la reapertura del plantel, ubicado en la colonia Xoclán Canto, “si cerrado no nos hacen caso, abiertas será mucho peor”.

Resaltó que la manifestación es pacífica, y sólo se busca beneficiar a los estudiantes, y la mejor forma es sacar a la directora y a las dos profesoras que sólo provocan daño físico y psicológico para sus alumnos.

Indicó que rechazaron la propuesta de la Secretaría de Educación del Gobierno del Estado de Yucatán (Segey) para la reapertura del plantel, debido a su falta de consistencia, ya que sólo pretende castigar de manera parcial a los responsables de la problemática.

La dependencia propuso el dar un castigo de 30 días a la directora y dos profesoras del plantel, cuando los padres de familia buscan su destitución.

Las instalaciones permanecen cerradas desde el pasado lunes 2, debido a los numerosos atropellos que sufren los educandos, además de las recientes amenazas en contra de las manifestantes.

Como oportunamente se publicó, los progenitores ya fueron amenazados en dos ocasiones, primeramente con el retiro del servicio de educación especial de apoyo al colegio, mejor conocido como Usaer, perjudicando a unos 50 alumnos, así como con enviar a “golpeadores”, con tal de retirarlos del lugar.

Por ende, exigen la restitución de la Unidad de Servicio de Apoyo a la Escuela Regular (Usaer), dado los beneficios a favor de los niños.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *