Denuncia penal en contra de la familia Ruz-Guzmán-Couoh y funcionarios públicos de Umán

Por Consejo Editorial

La tarde de hoy, jueves 8 de abril, nuestro jefe de edición, acompañado y asesorado por el área jurídica del Partido Verde Ecologista de México de Umán, interpuso una formal denuncia en contra del alcalde umanense Freddy de Jesús Ruz Guzmán; el exdirector del DIF municipal, Gaspar Ventura Polanco; el regidor con licencia Mardoqueo Uicab Saenz; María del Carmen Guzmán, madre del alcalde; Nelvy Couoh Uc, esposa del alcalde; José Antonio Bobadilla, cuñado político del primer edil y Luis Couoh Uc, hermano de Nelvy Couoh y cuñado de Freddy Ruz.

La denuncia, interpuesta en la agencia 27 de la Fiscalía General del Estado, es para que se les investigue por que se presume que cometieron delitos de enriquecimiento ilícito, uso ilícito de atribuciones y facultades, ejercicio abusivo de funciones y coalición de servidores públicos en su modalidad de delincuencia organizada. Este sábado a las 9 de la mañana, en nuestro programa “El De(l)Bate de Umán” daremos a conocer los detalles y los alcances jurídicos de la denuncia.

Esta denuncia penal presentada el día de hoy es el fruto de dos años de investigación, lapso durante el cual se recabaron las suficientes pruebas como recibos y actas de compraventa de terrenos y propiedades y grabaciones de audio que evidencian presuntos desvíos de fondos y recursos públicos del municipio para financiar campañas políticas, por lo que, a diferencia de otra similar interpuesta por los morenistas hace tres años, esta vez sí se cuenta con suficiente material probatorio para sustentar y fundamentar el litigio.

Esta querella también se da a unos días que la propia madre del alcalde, Carmen Guzmán, protagonizara un escandalo público en la comisaría de Tanil, precisamente por intentar apropiarse de unos terrenos ejidales que reclama como suyos. Este hecho público y evidente da aun más sustento a nuestra demanda.

El mensaje añadido es que está acción legal es una clara muestra que ya hay que poner un alto a la corrupción y a la impunidad que tanto daño le ha causado a Umán. Pero, además, es una clara advertencia a todos aquellos candidatos que miran la silla presidencial de palacio municipal como si fuese un botín de piratas que debe ser repartido para enriquecimiento personal y de los allegados. Para todos ellos el mensaje es muy claro: no aceptaremos más corrupción ni nepotismo en el ayuntamiento, ni tampoco desvío de recursos para financiar campañas políticas. Esta denuncia la llevaremos hasta sus últimas consecuencias y haremos nuestro mayor esfuerzo para que la familia Ruz-Guzmán-Couoh y los funcionarios públicos involucrados devuelvan todo lo que, se presume, han robado. Que les quede cierto y claro. Es cuánto.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *