Continúa la venta clandestina de bebidas embriagantes en Progreso

Progreso.- A pesar de que se impuso la Ley Seca por la contingencia del COVID-19, aún hay pobladores que hacen caso omiso de este llamado del gobierno por lo que continúan “debajo del agua” la venta clandestina e inmoderada de bebidas embriagantes que podría generar altos índices de violencia familiar en los hogares.

Fuentes dieron a conocer que existe venta clandestina de alcohol en varios puntos del puerto, mencionando que esto podría ocasionar el incremento de riñas callejeras y violencia intrafamiliar.

Aunque eso sí, los clandestinos no se quieren arriesgar con el gobierno, pues se han negado a repartir a domicilio, lo que hacen que los interesados tengan que ir por sus caguamas que venden en 70 pesos.

Familias pidieron abiertamente a las autoridades competentes que controlen la venta de alcohol y aguardiente, porque en los últimos meses están aumentando los puntos prohibidos o clandestinos de venta de alcohol.

Consideraron que sería importante que las autoridades correspondientes tomen cartas en el asunto para que se detengan este tipo de situaciones que están causando grave daño a las familias en la comunidad.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *