“Cazadores de tesoros” abundan en Progreso

Progreso.- Con la esperanza de encontrar un viejo tesoro, Emmanuel López llega todos los días muy temprano al malecón tradicional de Progreso, donde comienza a rastrear en la arena, inlcuso en el mar, en busca de una fortuna.

El joven de 25 años de edad al buscar tesoros perdidos, también retira de la arena, además de basura, objetos peligrosos como vidrio rotos que pudieran dañar a los bañistas.
Con un detector que se consiguió en internet, Emmanuel recorre desde muy temprano, a partid de las siete de la mañana, las playas del malecón, y se detiene cuando el sensor con un sonido le indica que hay un objeto de tipo metálico.

Este “cazador de tesoros” en ocasiones puede encontarse una moneda y, si le va muy bien, alguna alhaja de oro o plata, pero también puede ser un objeto de vidrio o metal.
El joven continúa su recorrido buscando los tesoros enterrados no solo debajo de la arena, sino también en el mar, pero también recoge latas y objetos peligrosos enterrados, que junta en una bolsa de plástico para después depositarlo en un contenedor.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *