Carmen Guzmán Llanez, la madre del alcalde de Umán, imputada en un proceso penal

Por Consejo Editorial

Tal parece que la suerte se les está acabando a la familia que durante casi seis años ha hecho del municipio de Umán su feudo: el día de ayer la madre del alcalde Freddy Ruz Guzmán, Carmen Guzmán, ha sido citada por la Fiscalía General del Estado por presuntos hechos delictuosos.

A Carmen Guzmán se le imputa haber participado, junto con otros servidores públicos, en la privación ilegal de la libertad de nuestro director general y dos de sus colaboradores, en mayo del 2019. Recordemos que en diciembre del año pasado la CODHEY emitió al respecto la recomendación 20/2020 y que esta recomendación se deriva del expediente CODHEY 112/219. Durante el periodo de integración de pruebas y alegatos ante la CODHEY, los mismos funcionarios públicos confirmaron la presencia y la participación de Carmen Guzmán en el lugar de los hechos.

Las Licdas. Diana Ivett Salmean Magaña y Valentina Caamal Mena, juezas calificadoras de la dirección de seguridad pública del municipio de Umán, también fueron citadas a rendir su declaración, lo mismo que la C. Paola Anilu Sarabia May, asistente del secretario personal de Ruz Guzmán en esa época.

Esto marca el inicio de las comparecencias ante la fiscalía de todos los participantes en ese presunto hecho delictuoso, por lo que pronto serán citados expolicías y otros funcionarios públicos.

Para Carmen Guzmán este es solo una de las tantas denuncias penales que tiene en su contra, pues recordemos que hace poco menos de un mes se le acusó de privar ilegalmente de la libertad a un velador y a su familia por un lío de terrenos en la comisaría de Tanil.

De igual manera también pesa sobre ella la denuncia penal interpuesta este pasado 8 de abril por presunto enriquecimiento ilícito. En esta denuncia está involucrada toda la familia Ruz-Guzmán-Couoh, así como los exservidores públicos Mardoqueo Uicab, Gaspar Ventura y Bruno Xool.

Estos actos están marcando un hecho que hasta hace unos meses los umanenses creían imposible: que la “poderosa” familia Ruz-Guzmán-Couoh fuesen llamados por la justicia a rendir cuentas y se destruya ese manto de impunidad del que, aparentemente, gozaban. También estos actos deben ser para Umán y los umanenses el principio del Estado de Derecho, en el cual nadie puede estar por encima de la Ley. Es cuánto.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *