Campo Hidalgo, abrió sus puertas para realizar trabajos de mantenimiento

Progreso.- Tras varios meses de permanecer cerrada, la llamada catedral del béisbol porteño, el campo Hidalgo, abrió sus puertas para realizar trabajos de mantenimiento por parte de la actual administración.

Como se sabe el inmueble, desde que comenzó la contingencia del Covid-19, el pasado 17 de marzo, cerró sus puertas y con ello toda actividad de la pelota caliente se canceló además de eventos masivos.

Pusieron manos a la obra elementos de áreas verdes de la dirección de servicios públicos y ecología, que se dedicaron a la limpieza y a desbrozar todo el área de los jardines, que estaba muy lóbrego por el cierre de la cuarentena.

En el sitio estaba el encargado del campo Alberto “Maquech” Herrera, dijo que su compañero de fórmula, el Teniente Amancio Palomeque, está en confinamiento social en su casa, desde el primer día que se dio la orden.
El “Maquech” recalcó que por iniciativa propia no quiso quedarse en su casa y decidió ir a trabajar por ratos a este campo.
Los empleados Adriana Ramírez, María Echanove, el jefe Carlos Antonio Delgado Cardoz y Norma Maldonado se dieron a la tarea de desbrozar toda el área de juego, de esta catedral del béisbol local, que no ha tenido actividad en casi dos meses.

Se apoyaron con una huataca para darle forma a la media luna del diamante y el color verde más fuerte que tiene el pasto, es por la falta de agua.

Por la tarde entró un camión que con ayuda de una canasta procedió a asegurar todas las láminas de las gradas que están sueltas esto a raíz de los últimos vientos que han azotado al puerto.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.