Campesinos derriban “show” de Sedatu y PA para apoyar a empresa española

Por El Cazador Nocturno

En Ixil, poco más de 500 campesinos, representantes de al menos 38 ejidos de Yucatán, “desmantelaron el circo” protagonizado por el secretario de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), Román Meyer Falcon, y el procurador Agrario, Luis Hernández Palacios, quienes con una “propuesta” federal pretendían beneficiar a una empresa transnacional especializada en energía renovable.

Los inconformes denunciaron las numerosas irregularidades que pretendían imponer ambos funcionarios federales, en perjuicio de varias comunidades indígenas.
Asimismo, en el deslucido evento, al cual no acudió la alcaldesa de Ixil, Sandra Guadalupe Tec Yam, y el gobierno del Estado no envió a representante alguno al evento, ambos funcionarios federales pretendieron minimizar la inconformidad, pero los ejidatarios se mantuvieron firmes ante la agresión verbal y física.

Desde un principio se registró la tensión ante entre dos grupos ejidatarios, los que estaban a favor de los funcionarios federales, y los que estaban en contra, incluso, llegó un momento en que se tuvo que suspender el evento protocolario ya que registraron empujones, peor afortunadamente, no paso a más.

Durante la actividad, participaron ejidatarios, investigadores y representantes de organismos no gubernamentales, entre los cuales llamó la atención Sergio Oceransky, quien fue en representación de Fundación Yansa, quien manifestó que en todo momento asesorará y protegerá a los ejidatarios yucatecos.

Sin embargo, Sergio Oceransky, originario de España, es el codirector de la empresa Yansa Cic promueve proyectos de parques eólicos en poblaciones rurales, tal como recientemente se efectuó en Oaxaca y ahora pretende rescatar el anteproyecto de aprovechamiento de energía eólica de Ixil.

El evento se efectuó en un terreno ubicado entre la Plaza Principal y la Iglesia, y del total de ejidatarios, cerca del 90 por ciento estaba en contra del proyecto que presentaron ambos funcionarios federales.

Incluso, a la mitad del evento, la mayoría de las personas que estaban sentadas en las sillas colocadas frente al escenario, optaron por levantarse y colocarse a un costado, donde estaban los ejidatarios que defendían sus terrenos.
Numerosas fueron las consignas en contra de la corrupción que prevalece en la PA y en Sedatu, pues denunciaron que “ahora pretender establecer un aspecto de programa social al intento de intervenir en la autonomía ejidal para propiciar la extorsión y la inseguridad jurídica y sabotear la paz social que existe en Yucatán”.
Los reclamos y consignas de los ejidatarios, efectuadas en lengua maya y español, establecieron básicamente que el delegado de la PA, Alfredo Ramírez Gómez, trata de convencer a los comisariados actuales para que renuncien al cargo como órganos de representación y de vigilancia con el fin de poner a nuevos ejidatarios afines a sus intereses.

Al mismo tiempo, la PA han comisionado a personal a su cargo con el fin de manipular los acuerdos de asamblea y alterado actas de asamblea, incluso, han pedido dinero para no demandar actas de asamblea por medio de sus socios Gaspar Loria y Flor Mendoza.

El evento termino de manera anticipada por el evidente descontento de los más de 38 comisariados ejidales que no se cansaban de denunciar de corrupción, a pesar que en numerosas ocasiones fueron amenazados.

El último en hablar fue Hernández Palacios, cuyo discurso duró cerca de dos minutos, y durante su intervención, los inconformes fueron empujados con tal de que no se acercaran a la tarima con sus mantas y pancartas.

Ante la tensión, los funcionarios federales optaron por saltar de la tarima, ya que la escalinata estaban los manifestantes, y rápidamente llegaron los vehículos oficiales, para luego partir.

Curiosamente, Meyer Falcon y Hernández Palacios, junto con las personas que los acompañaban, se apostaron a un costado del parque de Chicxulub Pueblo, ubicada a unos 10 kilómetros del lugar, para analizar lo ocurrido en Ixil.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *