48 diagnósticos nuevos de COVID-19 en Umán en los últimos 14 días y Freddy Ruz haciendo campaña política

Por Aquilesvoy Tinal

Hasta el 06 de agosto, ocupamos el segundo lugar estatal en cuanto al número de defunciones con 52 decesos. Sin embargo, Freddy sigue irresponsablemente visitando a las personas de la tercera edad para tomarse la foto, sin importarle que él mismo los pueda contagiar de coronavirus.

El panorama llamado “coronavirus” en Umán, cada vez parece ser más devastador, pues en lugar de que las estadísticas se aplanen para desaparecer, sucede todo lo contrario. Hasta el 06 de agosto, la ciudad “Del Paso” ocupaba el cuarto lugar a nivel estatal, en cuanto a contagios de COVID-19, con 390 personas que portan el virus. También, desgraciadamente, seguimos siendo el segundo lugar, solo después de Mérida, en número de fallecidos, en este municipio ya hay 52 decesos y contando y en los últimos 14 días, fueron 48 nuevos contagios los que se detectaron. Por desgracia eso a la gente y a nuestras autoridades parece no importarles. Hay que recordarle a la ciudadanía que una cosa es tener la necesidad de salir a trabajar o para realizar las compras necesarias y otra es salir irresponsablemente y sin guardar las medidas necesarias con guardar la sana distancia, usar mascarilla y, de preferencia, careta transparente.

Por otra parte, es importante que los responsables del transporte público en Umán, volteen a ver las largas filas que se forman y, urgentemente, planear una estrategia para disminuir estas aglomeraciones. No se necesita ser experto en el tema para entender que es ahí donde se encuentran los mayores contagios a diario de este mortal virus. En las largas filas se observa que la gran mayoría de la gente, omite la sana distancia y/o mal usa el cubrebocas. Además, que a las autoridades municipales se les ha olvidado proporcionar gel antibacterial o encender el túnel desinfectante.

Lo patético del caso es las cosas en Umán son parejas: no nada más parte de la población actúa con irresponsabilidad, y ha quedad expuesto públicamente que dos que tres servidores públicos han organizado “partys” con sus directores y “piscinadas” con sus hermanitas tóxicas. Otros más, se la pasan peleando por Facebook en lugar de sentarse y planear bien una estrategia para reducir los contagios de COVID-19 en este municipio. Pero como dicen que a rio revuelto, ganancia de pescadores, Freddy Ruz aprovecha toda esta confusión de la pandemia para seguir lucrando políticamente “haciendo cómo que hace”. Por lo pronto, y a pesar que INE ya les llamó la atención para las autoridades de los tres niveles no utilicen los recursos públicos para promoción personal, el alcalde se la pasa visitando, con todo y su séquito imperial, a personas de la tercera edad hasta para entregar un par de muletas del DIF. Al parecer al Freddy le importa más tomarse la foto para subir al Facebook que cuidar la salud de los ancianitos. ¡Ah! Y además hasta le paga al D de Y para que publique la nota.

Umán por eso está cómo está: por un lado, tenemos a un sector de la población a la que le valen madres las precauciones; por otro lado, tenemos a un sistema de transporte que se ha visto rebasado por la contingencia y, por último, una pareja imperial conformada por Freddy y Nelvy que no dan el ejemplo con sus acciones y han mostrado, hasta ahora, una total irresponsabilidad. Es cuánto.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.