Este último domingo de mayo en Umán, el mercado municipal lució abarrotado

Por Aquilesvoy Tinal

La gente de Umán, verdaderamente no comprende que, según el parte médico de ayer sábado, los 81 casos positivos de COVID-19 en el municipio, son el resultado de una situación realmente riesgosa y que los umanenses deberían tomar con más seriedad esta pandemia, sobre todo porque desde que inició la contingencia este municipio ocupa, de los 106 municipios del estado, el tercer lugar de contagios.

Umán, se encuentra dentro de los municipios de alto riesgo para contagiarse de coronavirus, pero, al parecer, a la sociedad de esta ciudad le encanta omitir las recomendaciones de prevención emitidas por la SSY y se pasan por alto la jornada de sana distancia, cuya estrategia es de suma importancia para hacer que en el municipio se reduzcan, poco a poco, los casos de esta enfermedad.

Todavía están viendo que al alcalde y demás autoridades municipales, buscan pretextos para violentar las Leyes y ahí anda la gente amontonada en el mercado municipal. Además, las medidas de los cercos sanitarios ubicados en dicho sitio público no cumplen con los parámetros establecidos por la SSY, sobre todo porque estos son operados por los propios viandantes sin la supervisión de personal especializado lo que, en lugar de ayudar, es contraproducente.

Nuevamente, esta casa editorial, exhorta a la sociedad umanense a retomar la sana distancia y demás medidas preventivas, a no bajar la guardia y también a tomar en cuenta que todos los días en Umán hay de 2 a 5 contagios nuevos, haciendo que, según estadísticas, en menos de un mes los contagios sumen un total de 100 personas y en verdad, tomando en cuenta las Ineficiencias municipales y la terquedad de la gente ¿Umán está preparado para tener un número grande de personas contagiadas por COVID-19?

Estas situaciones en donde aún se observan aglomeraciones en nuestro municipio, lejos de criticar, es para reflexionar individualmente y pensar si vale la pena cualquier otra cosa que la salud de los nuestros y la propia. Nadie nos vendrá a cuidar, a pesar de los esfuerzos (nulos) de las autoridades municipales, es responsabilidad de los ciudadanos cuidarse por sí solos.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *