Home / Progreso / Tremendo duelo en la Liga Motuleña de béisbol

Tremendo duelo en la Liga Motuleña de béisbol

Por El Vigía

En explosivo duelo escenificado en el campo Dr. Isidro Herrera Canto de Cansahcab, los Toros de Conkal superaron a sus anfitriones Piratas con cartones de 18-14 carreras y se afianzaron en la cúspide de la Liga Motuleña de béisbol con récord de seis victorias y un revés.

Pese a que el abridor Julio Palomino fue atacado con siete registros en la parte baja del primer inning, éste mejoró en el resto de la batalla y se apuntó la victoria.
En el ataque tempranero el filibustero Russel Várguez desforró la esférica con la casa llena y también dieron de hit Eduardo Cab, Diego Cauich, Moisés Osorio, Jorge Sabido, Argénis Méndez, Alejandro Canché y Daniel Ruz.

Los cornúpetas le pusieron una rayita al pizarrón en el segundo acto y en el tercero nivelaron la balanza 7-7 con ramillete de seis carreras donde Paulino Escobedo, Alejandro Pech, Rafael Albor, Rafael Canché y Antonio Loría pegaron de imparable.

Cansahcab se fue adelante 9-7 en el cierre del mismo y Conkal se pegó a una del empate en el cuarto episodio con trancazo de cuatro esquinas de Paulino Escobedo, para una entrada después meterle los cuernos hasta el fondo de la barriga a los hombre de mar con racimo mortal de ocho carreras, que los puso adelante 16-9.
Mortífera embestida donde Paulino Escobedo disparó su segundo jonrón de la tarde.

El burel Rafael Canché cooperó con sencillo, doble y par de bambinazos. Perdió el súmense José Luis Pérez con relevo del profesor Eusebio Estrada.
En el campo Víctor Cervera de Calotmul, los Venados locales que no habían sido derrotados en casa cayeron ante los monarcas Piratas de Komchen con pizarra de 9-5 carreras y quedaron con récord de tres victorias y cuatro descalabros.

Los ciervos quedaron listos para suculento “pipian” desde el acto de las Buenas tardes cuando los corsarios les asestaron fogonazo de seis carreras.

En el letal ataque, que coronó Jesús Kú con sonoro jonrón con dos a bordo, sacaron lumbre los rifles de Roberto Esquivel, Abraham Flores, Tránsito Centeno, Pedro Gutiérrez (que hizo saltar como tapón de Sidra al veterano Germán Pat) y Omar Pech. La victoria fue al sabucán de Nicolás Ortiz, quien aceptó siete hits en toda la ruta.

En el campo Santiago “Pimienta” Rodríguez de Sinanché los Alacranes del patio superaron a sus vecinos, Salineros del puerto de San Crisanto con tarja de 10-4.

Factores del tercer triunfo arácnido fueron el bateo de largo alcance de Galo Tamayo y Julián Chan y la discreta labor monticular de Elí Díaz y el ganador Enrique Santos, quienes limitaron en siete incogibles a los porteños.

El duelo se definió en la entrada de las emociones cuando, con la pizarra pareja 4-4, los venenosos dieron piquete mortal de cuatro carreras que coronó Galo Tamayo con descomunal bambinazo con un compañero a bordo.

El macanazo mandó a las regaderas al bombero Felipe Contreras, quien reemplazó al abridor Iván Uc. Estéril fue el buen bateo de Felipe Contreras, quien atizó sencillo y par de biangulares.
Jugando en su guarida, los Dragones de Tamanché quemaron vivos a los Cebolleros de Ixil al propinarles tremenda paliza de 16-1 carreras.

Para tal fin los monstruos fabulosos desataron andanada de docena y media de hits comandada por Yair Ávila, Fernando Sanmiguel, José Alcocer, Edwin Cetina y Alan Muñoz.
La garrotiza fue a un desfile de lanzadores formado por el perdedor Martín Moguel, Amir Martín y Gerardo Silveira.

Los labradores de la tierra apenas pudieron conectar media docena de imparables a las serpentinas del vencedor Freddy Molano, Leonel Muñoz y Miguel Ruiz.

Los ixileños hicieron la carrera de la honra en el tercer episodio con sencillo de Jesús Jiménez, base por bolas a Filiberto Orilla y hit productor de Martín Moguel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.