Home / Policía / Suman 164 los muertos en accidentes de transporte público, en 4 años

Suman 164 los muertos en accidentes de transporte público, en 4 años

Un total de 164 personas han perdido la vida en accidentes de tránsito registrados en cuatro años y en los que están implicados conductores de transporte público de pasajeros.

Aunque se trata de un problema multifactorial, la situación se complica aún más ante la ineficiencia de Humberto Hevia Jiménez al frente de la Dirección de Transporte del Estado del Yucatán (DTEY).

Tan sólo el año pasado, se registraron poco más de 600 hechos de tránsito, con un saldo de cerca de 700 lesionados y 31 defunciones, así como daños materiales por varios millones de pesos.

A pesar de la problemática, titulares de diversas dependencias decidieron responsabilizarse recíprocamente ante los hechos de tránsito registrados en la entidad, situación que se complica ante la ineficacia de los programas de prevención de accidentes y lo obsoletos normas y leyes en torno al tema.

Hevia Jiménez, minimizo la situación que prevaleció durante 2017, y responsabilizó a la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) y a la Policía Municipal de Mérida (PMM).

Mientras que la SSP se deslindó al establecer que existe el Consejo Estatal de Prevención de Accidentes de Yucatán (Coepray), cuyo presidente es Rodrigo Ramírez Victoria, quien a su vez se negó a declarar.

De 2013 a 2016, en el Estado ya se registraron al menos dos mil 596 accidentes de tránsito en el que están implicados dos mil 807 operadores de autobuses y minibuses, así como los taxistas urbanos, foráneos y turísticos, además de los conductores del sistema colectivo, mototaxistas y tricitaxistas, e incluso, los aurigas de calesas.

En éste cuadrienio, el saldo fue de tres mil 299 lesionados y 164 personas que perdieron la vida en el lugar de los hechos, durante su traslado al área de emergencia o durante su estancia en la clínica u hospital.

Por ende, los daños materiales ascienden a miles de millones de pesos, sin contar los gastos por hospitalización y terapia, así como las pérdidas económicas de las empresas en las que laboraban los lesionados o difuntos.

De acuerdo con la estadística obtenida a lo largo de la administración de Hevia Jiménez, en 2016 se registró la cifra más alta de incidentes, con 702 casos, seguido de 2015 con 676, mientras que en 2017 fueron 615, y en 2014 fueron 567.

El funcionario aseveró que “la DTEY sólo regula el sistema de transporte público de pasajeros y aplica la Ley”, por lo que los accidentes viales le corresponde a otras dependencias, específicamente, a la SSP.

Asimismo, estableció que el aumento del número de accidentes de tránsito es consecuencia del aumento considerable del parque vehicular que circula en el Estado, cuya cifra es de cerca de 800 mil automotores.

Consideró que tan sólo en el servicio público de pasajeros es de mil 200 unidades, es decir, el 0.15 por ciento del total.

Sin embargo, de acuerdo con un documento oficial de la DTEY, tan sólo en Mérida el servicio de transporte urbano de pasajeros se presta a través de mil 555 unidades divididas en 239 rutas, específicamente, autobuses, minibuses y colectivos.

Pero, la realidad es otra, ya que en esos cuatro años estuvieron implicados 928 conductores de autobuses, 706 taxistas urbanos, 620 mototaxistas y 268 taxistas foráneos.

Asimismo, estuvieron involucrados 213 choferes de colectivos, todos ellos incorporados al Frente único de Trabajadores del Volante (FUTV).

Además de 30 conductores de minibuses, 25 tricitaxistas y 13 taxistas turísticos, e incluso, cuatro aurigas de calesas.

Cifras de 2017

Mientras que en 2017, en el Estado se registraron 651 accidentes de tránsito en los que estuvieron implicados operadores de autobuses y minibuses, así como los taxistas urbanos, foráneos y turísticos, además de los conductores del sistema colectivo, mototaxistas y tricitaxistas, e incluso, los aurigas de calesas.

En esta ocasión se registró una disminución 7.2 por ciento con respecto a 2016, cuando la suma fue de 702 incidentes registrados en calles Mérida así como en municipios del interior del Estado, además de hechos carreteros.

El saldo fue de 715 lesionados, de los cuales, 78 son conductores y 421 pasajeros de éste servicio, mientras que 216 son choferes y/o acompañantes de vehículos particulares, o bien, transeúntes. De todos ellos, sólo un porcentaje fue hospitalizado.

Asimismo, desafortunadamente, 31 personas fallecieron, 24 hombres y siete mujeres, de los cuales, 21 fueron en accidentes carreteros, ocho en Mérida y dos en Valladolid.

Del total, en 10 casos estuvieron implicados conductores de autobuses, seis taxistas foráneos, tres taxistas urbanos, dos mototaxistas, mientras que el resto, un chofer de colectivo, taxi turística y tricitaxi, respectivamente.

En los hechos de tránsito están involucrados 709 conductores de unidades de transporte público de pasajeros, de los cuales, 225 son de autobuses, el 31.7 por ciento.

De igual forma, 179 taxis urbanos, 161 mototaxis, 84 taxis foráneos, 48 colectivos, seis taxis turísticos, cuatro tricitaxis y un minibús.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*