Home / Portada / SSY genera males hepáticos provocada por alcohol, aumenta en 20%

SSY genera males hepáticos provocada por alcohol, aumenta en 20%

ese el aumento superior al 20 por ciento de las enfermedades hepáticas provocadas por el alcoholismo, en Yucatán se carecen de nuevas y efectivas estrategias para disminuir el alto consumo de bebidas embriagantes.

Desafortunadamente, la Secretaría de Salud de Yucatán (SSY) continúa con la aprobación de expendios de cervezas y licores en todo el Estado, en especial de las grandes empresas, así como también de bares disfrazados de restaurantes.

El alto consumo de alcohol que prevalece en Yucatán, causó en 2016 un aumento en el índice de problemas hepáticos, en especial la cirrosis.

El coordinador de Prevención y Atención a la Salud del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) Yucatán; Alonso Sansores Río, aclaró que el alcoholismo está catalogado como un problema de salud pública, problema que va en aumento.

A nivel nacional, las enfermedades alcohólicas del hígado aumentaron en 3.7 por ciento, ya que el año pasado fueron 16 mil 180 casos confirmados cuando en 2015 fueron 14 mil 742.

Indicó que la principal anomalía se observa con la cirrosis hepática alcohólica, con un aumento del 12 por ciento, ya que en 2015 fueron siete mil 345 los pacientes detectados y al año siguiente fueron ocho mil 220.

Destacó que el IMSS trabaja en coordinación con personal de Alcohólicos Anónimos para concientizar a los derechohabientes sobre el grave problema que representa el consumo excesivo de bebidas embriagantes.

Recordó que a mediados de enero pasado, se realizó la edición número 22 de la Semana Nacional de Información sobre Alcoholismo, con la difusión de información para prevenir el alcoholismo y de atención al mismo en sus 24 Unidades de Medicina Familiar (UMF) y los cinco Hospitales Generales Regionales (HGR), ubicados en Mérida e interior del Estado.

Sansores Río aseveró que “el daño que provoca el alcoholismo no sólo físico sino también emocional”, por lo que “se trabaja de manera conjunta por el bien de los trabajadores y de la sociedad mexicana”.

En cuanto a Yucatán, en 2016 se registraron 416 casos confirmados de enfermedades provocadas por el consumo de bebidas embriagantes, 22.3 por ciento más con respecto al año anterior, cuando la suma fue de 340.

La cirrosis hepática alcohólica se incrementó en 23 por ciento, ya que en 2015 fueron 209 los casos, y posteriormente llegó a 257.

En la etapa inicial de la enfermedad alcohólica del hígado hay una acumulación de grasa alrededor de las células hepáticas, condición reversible si la persona se abstiene a ingerir etanol.

De continuar la ingesta de bebidas alcohólicas, el siguiente paso es la hepatitis, y posteriormente, la cirrosis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.