Home / Portada / Quique Castillo y Freddy Ruz: Tan malo el pinto como el colorado

Quique Castillo y Freddy Ruz: Tan malo el pinto como el colorado

Por: Marijose Canul

Para bien de Umán, esperemos que ambos casos pronto queden en el olvido y que la intentona de reelección de Freddy Ruz y, la de ser postulado por el PRI, de Quique Castillo sólo queden en eso, en una intentona. Por el bien de Umán y del panismo y del priismo umanense. Y no se me mal interprete, ni soy priista, ni soy panista, pero creo firmemente en que el quehacer político debe ser una herramienta para conseguir, entre otras cosas, el bienestar social, económico y de salud de una comunidad en general.

Sin embargo, tanto Freddy como Enrique son dos personajes que han dañado la imagen de sus partidos y de los políticos. Ambos representan la imagen viva de lo más sucio que un político puede llegar ser: deshonestos, corruptos, ineptos y descarados. Hoy Quique Castillo luce un cantinflesco eslogan en su muro social de Facebook: “No se trata tanto de cambiar, sino de que Umán recupere el rumbo”. Como dirían los gringos… what! ¿Qué trata de decir Quique con está frase? ¿Que intenta decirnos cuando afirma que “no se trata tanto de cambiar…”? ¿Qué continuemos con esa interminable cadena de alcaldes ineptos, deshonestos y corruptos? ¿Eso quiere decir? Porque honestamente no entiendo cómo va a recuperar nuestra ciudad el rumbo sin un verdadero cambio. Pero un cambio verdadero, no uno todo chafa como el de Ruz Guzmán.

Para el colmo, la frase está justo debajo de su fotografía y Quique luce en ella un rostro y una expresión que no le ayudan para nada. Ves la fotografía, lees ese eslogan y lo primero que uno tiene en mente es ¡pero que babosada! Y la verdad es que Quique puede poner las caras que quiera y expresar las tonterías que él considere, finalmente es su propio muro, lo malo es que crea que los umanenses somos cómo él y le vamos creer y, más malo aun, que al final sea impuesto, tal y como lo fue su hermano Chepo, por el PRI para contender por la alcaldía. Que conste.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*