Home / Kanasín / Posible negligencia médica e insensibilidad en un hospital de Yucatán

Posible negligencia médica e insensibilidad en un hospital de Yucatán

Por Felix Bigman

Una infección causada por una posible negligencia médica más recibo estratosférico de $353,894.42 causan desesperación en un vecino de Kanasín.

Todo comenzó el pasado mes de enero, cuando el señor Santos Trinidad Ek Cen fue intervenido quirúrgicamente para que le cambiarán el reactor de su marcapasos que ya había vencido, la operación estuvo a cargo del Dr. Flores, cardiólogo del Centro Médico de Altas Especialidades del Estado de Yucatán.

Comenta el afectado, que en esa ocasión su cuenta fue de $40,000, incluyendo el reactor y los demás servicios prestados por el hospital y que después de esta primera intervención, el Sr. Santos, se marchó a su casa con la esperanza de continuar con su vida y dispuesto a trabajar, para pagar el adeudo que ya había adquirido en esta ocasión, y, que como bien comenta el afectado, esa es una cantidad muchas veces impagable para una persona que gana un salario mínimo.

Pasaron las semanas y el Sr. Santos fue notando que la cicatrización de la operación era fuera de lo normal y todo que se agravó cuando descubrió que su herida tenía pus, razón por la cual pidió que le fuera revisada la operación. Fue ahí en donde se percataron que tenía una infección, por falta de asepsia en el quirófano en donde fue intervenido. Es decir, el Dr. Flores no hizo correctamente su trabajo, lo cual puso en riesgo la vida del paciente

Pero esta historia de negligencias y violaciones a derechos humanos, se volvió más problemática, cuando el sistema de salud estatal lejos de ponerle solución a la complicación del paciente, que ellos mismos afectaron, resulta que están usando las viejas prácticas intimidatorias para evadir su responsabilidad y lo están mandando a la Cd. de México argumentando que ellos no tienen la capacidad para hacer el procedimiento, y presionan y acosan a sus hijos y esposa hasta en su mismo domicilio, por medio de la encargada del departamento jurídico del hospital para firmar unos documentos en los cuales deslindan de la responsabilidad a los médicos del hospital y los comprometen a pagar la estratosférica cantidad, más los intereses y lo que se ha acumulado en total, dice Santos, cerca de cuatrocientos mil pesos. Tal parece que, en el Centro Médico de Altas Especialidades del Estado, los cardiólogos no tienen corazón, pero más aún el mismo director el Dr. Medina Zamora.

Pero, además, en esta lamentable historia de negligencia médica y violaciones a los derechos humanos se hicieron presentes la ineptitud, insensibilidad y prepotencia del alcalde Carlos Moreno Magaña y la regidora de salud, Marianela Araújo Iglesias. Según comenta el Sr. Santos Trinidad, sus hijos fueron al palacio municipal a pedir los ayuden con medicamentos, pero después de casi cuatro horas esperando la ayuda no se les dio, y volvieron a insistir para ver si el alcalde y la regidora se apiadaban de este ciudadano kanasinese, fue así como finalmente intervino la directora de salud, Verónica Aranda, para resolver el conflicto, pero al ver la cantidad que le están cobrando al Sr. Santos optó por hacer como que la Virgen le habla y emprendió una huida muy al estilo de su jefe Carlos Moreno Magaña. A la familia Santos ni les dijo que sí o que no, ni tampoco les dijo cuando, y ahora no les contesta las llamadas. El afectado ya no sabe a quién recurrir y pide el apoyo y la intervención del Gobierno del Estado de Yucatán y del titular de SEDESOL y hace un llamado a los ciudadanos de buen corazón para ver quién puede ayudarlo a salir de este mal momento en el que lo metieron algunos médicos negligentes.

Cualquier alma caritativa que quiera ayudar al Sr. Santos Trinidad, puede llamar al cel. 9993 24 10 00.

About Mario Niño

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*