Home / Policía / Nauseabundo olor delata a muerto de Ciudad Caucel

Nauseabundo olor delata a muerto de Ciudad Caucel

La adicción a las bebidas alcohólicas llevó a la muerte al reconocido taquero “Tony”, cuyo cuerpo estaba en avanzado estado de descomposición, informó la Fiscalía General del Estado (FGE).

Aunque el notable hedor emanaba desde el pasado lunes 5, en el interior de su domicilio, fue hasta al día siguiente cuando el cuerpo fue descubierto.

La causa de la muerte del taquero del establecimiento denominado “El Buen Taco”, ubicado en el Poniente de la ciudad, fue pancreatitis aguda, la cual se le presentó debido al inmoderado consumo de alcohol.

Tras el peritaje efectuado en el predio del hoy occiso, ubicado en el predio de la calle 27-A número 833-11 entre 106-A y 108 del fraccionamiento Villas Jardín, en Ciudad Caucel, se determinó no hay rastro de violencia en el cuerpo ni en el hogar.

Aunque en un principio, a través de las redes sociales, se estableció que “Tony” fue asesinado, la FGE refutó la versión al establecer que de acuerdo con la necropsia de ley, fue por muerte natural, llevaba varios de muerte, pues estaban en avanzado estado de descomposición.

El pasado martes 6, al mediodía, el nauseabundo olor permitió a los vecinos del lugar asomarse por una ventana ante la sospecha de la muerte de dicho taquero, y al hallarlo en el suelo solicitaron la intervención de las autoridades.

Al llegar, se percataron que la puerta estaba abierta, y al ingresar hallaron el cuerpo tirado en el piso, por lo que de manera inmediata se acordó el lugar, para el esclarecimiento de la muerte del empleado “El Buen Taco”, ubicado en la avenida Jacinto Canek con avenida 128 (Mérida 2000).

La última vez que los vecinos lo vieron con vida fue el pasado domingo 4, cuando realizó una fiesta en su casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.