Home / Policía / Mototaxi liderea como el más letal transporte de pasajero

Mototaxi liderea como el más letal transporte de pasajero

El desinterés en la regulación de los mototaxis provocó que durante 2018 se convirtieran en el vehículo de transporte público de pasajeros de mayor índice de mortalidad, al grado que de cada cinco siniestros viales, en dos estuvieron implicados estas unidades.

Basta recordar que en la anterior Dirección de Transporte Estatal se permitió que éstos endebles vehículos transitaran en calles y avenidas de Mérida, por lo que durante el sexenio se violó la Ley de Transporte del Estado de Yucatán, la cual prohíbe la circulación de los mismos en esta ciudad capital.

Las consecuencias se reflejaron el pasado jueves 10, en la calle 43 x 132 de la colonia Xoclán Santos, donde un imprudente mototaxista dio la vuelta en un área restringida, provocando que un autobús lo impactara.

La pesada unidad provocó la muerte inmediata de la pasajera Aracelly Aldana Sosa, al mismo tiempo que resultaron lesionados los tres familiares que la acompañaban.

A lo largo de 2018 se registraron 664 accidentes de tránsito en el que estuvieron implicados 703 unidades de transporte público de pasajeros, con un saldo de 826 lesionados, de los cuales, un bajo porcentaje fueron trasladados a clínicas y/u hospitales, tanto públicos como privados.

Desafortunadamente, fueron 37 las defunciones registradas en el lugar de los hechos, durante el traslado al nosocomio, o en el interior clínicas u hospitales del Estado.

Información proporcionada por la Secretaría de Seguridad Pública así como de las policías municipales reveló que el número de incidentes aumentó en 26.5 por ciento con respecto al año pasado, cuando la suma fue de 525 casos, mientras que el número de muertos fue del 32.1 porcentual, ya que en 2017 la cifra fue de 28.

Del total de accidentes registrado en los 12 meses, estuvieron implicados 222 autobuses, el 31.6 por ciento del total, seguido de 178 mototaxis, el 25.3 por ciento, y 169 taxis urbanos, el 24 porcentual.

Asimismo, 77 taxis foráneos, 42 colectivos de transporte público, ocho taxis turísticos, cuatro minibuses, y tres tricitaxis. En esta ocasión no hubieron calesas implicadas, tal como sucedió en años anteriores.

En el caso de los fallecidos, 22 perdieron la vida en siniestros viales ocurridos en carreteras del Estado, así como cuatro en calles, avenidas y en el Anillo Periférico “Manuel Berzunza y Berzunza”.

Asimismo, tres en Peto, dos en Oxkutzcab y Progreso, respectivamente, mientras que el resto fue en Hunucmá, Izamal, Tizimín y Umán.

En cuanto al género de los hoy occiso, del total registrado en dicho año, habían 28 masculinos, el 75.7 por ciento, y nueve mujeres, el 24.3 porcentual.

Los más endebles

Durante 2015 a 2017, el factor de mayor índice de letalidad fueron los autobuses, sin embargo, en 2018, la situación cambió, ya que en esta ocasión en el primer lugar quedaron los mototaxis.

Por ende, de las 28 unidades de transporte público de pasajeros implicados en siniestros viales, 11 fueron mototaxis, el 39.3 por ciento, seguido de 10 autobuses, el 35.7 porcentual, así como cinco taxis foráneos, un colectivo y un taxi urbano.

El alto índice de incidentes provocados por mototaxistas y tricitaxistas, uno de cada cuatro casos, es consecuencia de la falta de la cultura vial de los conductores además que son los vehículos de mayor riesgo ya que hasta las ráfagas viento los puede volcar.

Incluso, en el caso de los vehículos adaptados para prestar dicho servicio son constantes los hechos de tránsito que se dan debido a problemas mecánicos.

En las calles de Mérida circulan unos 400 mototaxis, todos ellos, sin licencia alguna, cifra que aumenta de manera considerable al contabilizar el número de unidades que hay en el interior del Estado, y que de acuerdo con la DTEY, hasta el momento no hay un censo.

La mayor parte de los mototaxistas pertenecen a las delegaciones estatales de la Confederación de Trabajadores de México (CTM) así como a las Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC), a cargo de Mario Tránsito Chan Chan y Pedro Oxté Corrado, respectivamente.

En todo momento, Humberto Hevia Jiménez, cuando fungía como director de Transporte del Estado (DTEY), se abstuvo a aplicar la Ley y el Reglamento de Tránsito y Vialidad del Estado, en la cual se establece que está prohibido su uso como sistema de transporte público de pasajeros.

Al principio de la administración de Rolando Zapata Bello, se les solapó su circulación como pago al apoyo recibido en las campañas electorales, por lo que se les permite su estancia en Mérida así como su proliferación en los 105 municipios restantes.

En todo momento, Hevia Jiménez consideró de peligroso el servicio de transporte público de pasajeros que brindan los mototaxistas, pero aún así se les concedió la tolerancia para que puedan laborar aunque a ninguno se le ha otorgado la respectiva autorización oficial.

Incluso, recomendó el no abordarlo, pero se negó a responder sobre el motivo por el cual aún siguen brindado el servicio a pesar del alto riesgo.

La alta peligrosidad del endeble vehículo es también ya fue dada a conocer por parte de los peritos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), el Consejo Estatal para la Prevención y Control de Accidentes.

Tal es la fragilidad de estos vehículos que constantemente quedan volcados cuando atraviesan un paso peatonal o un tope, así como también al pasar sobre una piedra que esté en el pavimento o en un bache, e incluso, a consecuencia del viento o la ráfaga de aire que deja un vehículo al pasar cerca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.