Home / Portada / Los Dreamers, buen ejemplo

Los Dreamers, buen ejemplo

Por Rafael Catzin.

La cultura tiene una realidad propia, se desarrolla en el seno familiar, se expresan en las relaciones sociales, se nutre de la lectura, estudio y trabajo.
“pensamiento de Rafael Catzin para los Dreamers Mexicanos”

Daca por sus siglas en Inglés (acción diferida para el arribo de niños llegados en la Infancia), es un popular programa creado por el Presidente Barack Obama en el 2012 que impide la deportación de Jóvenes inmigrantes y les ofrece trabajo legal y posibilidades de estudios superiores después de obtener el estudio básico.

Hoy son más de 800,000 Jóvenes que están en el limbo y al borde de la deportación, esos jóvenes llevan un lustro viviendo en EE.UU. al que consideran su casa.

Las promesas de campaña del actual presidente se desarrollo en promesas de echar mano dura contra los indocumentados y durante su campaña insistió que también los Dreamers debían ser deportados pues eran ilegales como sus padres.

Hoy se debate en que Barack Obama se extralimito en sus funciones y que ese programa solo le correspondía decidirlo el Congreso. Ahora paso en manos del Congreso la decisión y se paso a postergar las deportaciones por lo menos 6 meses hasta el 5 de Marzo del 2018 hasta que el Congreso decida.

Hoy quiero redactar este artículo para una reflexión, un acercamiento hacia la realidad de los Dreamers, en especial a los Dreamers mexicanos.

No sin antes recalcar que el Partido Migrante Mexicano a estado de cerca empujando desde el 2008 cuando aún no nos constituíamos en la Organización Política que denominamos Partido Migrante Mexicano pero desde el Frente Binacional de Activistas Comunitarios U.S.A., embrión del PMM, siempre impulsamos por una solución permanente para estos Jóvenes, que se les ofreciera un vehículo hacia su legalización. Se obtuvo DACA, fue una ganancia, pensábamos pasajera, pero que por lo menos estarían un poco más seguros de la deportación.

Como pariente de Dreamers puedo expresar sin miedo a equivocarle que al invalidar DACA, es despojar del mérito y del logro de los Jóvenes que aportan a una Nación a la que consideran como su hogar.

Los Dreamers mexicanos siempre han vivido su realidad, saben que son extranjeros en el mundo anglosajón , pero siempre empeñándose a dar lo mejor a una sociedad que los acobijo , se empeñan en demostrar la calidad de personas que son y que su calidad de personas que son, sin papales – que ellos no eligieron, no decidieron serlo-, pero el compromiso de ellos con sus padres que reconocen que hicieron un esfuerzo en llevarlos desde pequeños para darles una oportunidad de superación, de estar mejor, su compromiso es no desperdiciar esa oportunidad que sus padres vieron para ellos, ellos están conscientes que mientras el futuro este abierto, ellos se preparan y dan lo mejor de sí mismos como profesionistas aun país que no es el suyo.

En un país de inmigrantes, entran en un laberinto, muchos inmigrantes se pierden, en un país que ofrece lo bueno pero también lo malo, los Dreamers son personas que han fijado una meta, su preparación y han buscado la salida del laberinto.

Mientras los migrantes mayores se sumen en la nostalgia por haber dejado su lugar de origen, a sus padres, amigos, su país, los Dreamers se desarrollan en el seno familiar, de amor, protección de sus padres ó tutores, se nutren de una educación que heredan de sus padres o familiares, reciben los buenos comportamientos, heredan el respeto que les son inculcados, heredan la unión familiar, les enseñan la gratitud, y sobre todo una gratitud a una sociedad y una Nación que no los vio nacer.

Aunque muchos creen que los Dreamers mexicanos como fueron llevados desde pequeños pierden la identidad mexicana, quiero señalar que los que piensan de esa forma están muy equivocados, los Dreamers reconocen su identidad porque sus padres o tutores se los inculcan –aunque lo heredan por nacimiento igual-, pero además se enriquecen de otras identidades, en un país donde todo el mundo es inmigrante, los Dreamers tienen la capacidad de vincular, amalgamar otras identidades diversas con respeto sin perder la propia.

La identidad mexicana es tan bien recibida, es tan bien vista que los Dreamers mexicanos terminan imponiendo su cultura –sin darse cuenta- en la sociedad o conjunto social en el que se desarrollan.

En términos culturales es fuerte la imposición de los Dreamers mexicanos, ya que hay en la Unión Americana Dreamers de todos los estados de la República Mexicana, y están variado y rica nuestra cultura, nuestras costumbres que interactúan fuerte, y es un orgullo que otros Dreamers de otras nacionalidades adopten con facilidad y vehemencia nuestras tradiciones y costumbres.

El manantial cultural del mexicano se impone por nuestra riqueza cultural, los Dreamers mexicanos respetan la cultura del país que los acoge –si lo tienen- pero nunca renuncian a los suyos, a los de sus padres. México debe estar orgullosos de sus Dreamers mexicanos. Por eso es muy importante defenderlos a capa y espada.

Por otra parte quiero enfatizar para sensibilizar a los detractores de los Dreamers mexicanos, quienes dicen que tienen miedo al enfrentar su realidad a su deportación, no es que no quieran retornar a su lugar de origen, a su País, sino que la telaraña que les fue inculcado desde pequeños por sus padres es que fueron llevados a un país que hoy los rechaza, es porque no vislumbraron sus padres oportunidades para ellos en México y tomaron la terrible decisión de llevárselos, ese es el dilema que vive en ellos.

No muchos estarán de acuerdo con mi opinión, pero los que tienen parientes en calidad de Dreamers me darán la razón.

Muchos le tememos al futuro, los Dreamers hoy con valor lo enfrentan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*