Home / Portada / “La Nena Ruz”, “Quique Castío” y “El Secre Garrido” ¿en tórrido romance palaciego?

“La Nena Ruz”, “Quique Castío” y “El Secre Garrido” ¿en tórrido romance palaciego?

Por: Cindy Nero

Mis estimados y queridísimos lectores, les traigo un chisme más calientito que el pan francés de los “Castío” y que las tortillas de “Mamá Carmen”. ¡Y cómo no va a estar más calientito si el cuento involucra, nada más ni nada menos, que los Castillo y a los Ruz Guzmán! Paren oreja que se los voy a platicar así cómo me lo dijeron. Bueno, el asunto es que la remodelación del callejón romántico, en el centro de nuestro cosmopolita puerto seco de Umán, no solo es una obra, como muchos dicen, innecesaria, sino que, además, huele a podrido. Pero no me malinterpreten, no es el olor del “huix” de los borrachos, sino de los chanchuyos, la corrupción y amoríos en lo obscurito. ¿Y quiénes son los tortolos que se toman de la mano y juran amor eterno e incondicional en ese Callejón Romántico? Pues nada más, ni nada menos, que de la dinastía Castillo, los eternos tatiches y mangoneadores del municipio con “La Nena Ruz”.

Y para que vean que cuando el rio suena, su tronco nunca endereza, fue captado en fotografía Crescencio Poot, el perrito faldero de Enrique Castillo. Recordemos que cuando “Quique” fue alcalde, Poot, fue el tesorero municipal. La pregunta es ¿será que fue a supervisar la obra? ¿para qué lo habrán mandando? Porque, cómo dice mi comadre Elba Lazo, nada más faltaba que “Chenchito” y “Chepe Manuel” se chuparan la lengua.
Lo que se dice, y se rumora por el Callejón Romántico y por tiempo nuevo, que “Quique Castío” quiere ser nuevamente alcalde, pero el asunto va así: si el partido al que pertenece, el PRI, le niega tal petición, hará lo que se ha vuelto una tradición en el tricolor umanense; dar el voto de traición y operar para hacer perder a sus propios compañeros. Si no me creen, pregúntenle a doña Paty Nah quien le jugo chueco en la campaña pasada. Pero eso no es todo, también se rumora que el actual secretario municipal, “Chepe” Manuel Garrido, será, por compadrazgo, candidato por el PAN para la alcaldía de Umán. Entonces, es evidente que Castillo apoyará a Garrido, es decir, por el poder y un poco más de poder, traicionará a su propio partido, tal y como le hicieron a su hermanito, cuándo perdió en su segunda contienda contra “La Nena Ruz”.

Por esta razón, Crescencio se encontraba con su nuevo amigo, en mucho amor y compañía, verificando, tal y como se lo ordenó su patrón, que la obra, donde posiblemente hayan dado dinero para amarrar sus fechorías, se esté llevando al cabo. ¿Será qué ya se dio cuenta el actual diputado Castillo, que ya cabo su tumba en el congreso, por las malas decisiones que ha tomado y quiere resguardarse en su municipio para ser quien mangonee a “Chepo” Manuel? ¡En serio que no tienen llenadera!

Que lástima que a una ciudad, como Umán, la vean como un negocio o un arma para ganar poder y respeto ante la gente. Mientras, los que padecemos esos pleitos, traiciones y amoríos políticos, somos sus habitantes, pues cada día Umán va retrocediendo; la infraestructura va de mal en peor, ni que decir del alumbrado y otros servicios públicos, por mencionar algunos ejemplos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.