Home / Portada / Kukulcán descenderá con la luz de la Luna, el sábado 31
SONY DSC

Kukulcán descenderá con la luz de la Luna, el sábado 31

El próximo sábado 31 se registrarán cinco fenómenos astronómicos, arqueológicos y simbólicos, protagonizados por la Luna, tal el caso del descenso del Kukulcan Luna en El Castillo de Chichén Itzá y la segunda Luna azul del año, reveló el astrónomo yucateco Eddie Ariel Salazar Gamboa.

Asimismo, lamentó desinterés del gobierno estatal y federal para la promoción del fenómeno arqueoastronómico que se registra en Chichén Itzá, que a pesar de su importancia no hay promoción alguna y mucho menos, nadie lo puede disfrutar, debido a las restricciones

Informó que éste acontecimiento registrado una vez al año, y en ésta ocasión será el próximo sábado 31.

“El Castillo de Chichén Itzá sirvió como un observatorio solar y lunar”, pues en el caso del Sol, se determina los equinoccios (de primavera y otoño) así como los solsticios (de verano e invierno), e incluso, el Sol en el Cenit, abundó.

Afirmó que dicho suceso se registrará mañana, con la primera Luna llena después del equinoccio de primavera, aunque está restringido el acceso a la zona arqueológico.

El entrevistado explicó que al mismo tiempo que de manera simultánea se registran otros dos fenómenos, ya que al mismo tiempo que ocurre la Luna de la crucifixión se registra la segunda Luna azul del año.

Resaltó el simbolismo del suceso, pues se registrará un día después de la Crucifixión de Jesús Cristo y un día antes de su Resurrección.

Además que el fenómeno natural se registra con la primera Luna llena después del equinoccio de primavera, la cual determina las fechas de las fiestas movibles, como es el Carnaval así como la Semana Santa.

Detalló que el próximo sábado 31, el Sol saldrá a las 5:52 horas y se ocultará a las 18:12 horas, mientras que la Luna emergerá por el horizonte a las 18:37 del viernes 30 y se pondrá a las 6:07 horas del día siguiente.

Asimismo, el próximo sábado 31, la Luna estará en su fase de llena a las 6:37 horas, y al mismo tiempo que será Luna azul, es decir, en un mes hay dos plenilunios.

Codescubrimiento

Salazar Gamboa reprobó la falta de interés del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) Yucatán así como del Patronato de las Unidades de Servicios Culturales y Turísticos (Cultur), pues no promueven el fenómeno arqueoastrómico descubierto por el declarante así como el arqueólogo Víctor Segovia Pinto (+), en 1993.

“A pesar de su importancia, al demostrar el conocimiento de los sacerdotes-astrónomos mayas, el fenómeno pasará por desapercibido, ya que no hay una difusión y mucho menos el acceso al sitio para apreciarlo”, acotó.

Explicó que la luz de la Luna se filtra por los basamentos de El Castillo, por lo que se proyectan triángulos isósceles en la alfarda noroeste de la pirámide, rematando en la cabeza de la serpiente-emplumada.

Comentó que el descenso del Kukulcán lunar se registra entre las tres y cinco de la madrugada, siempre y cuando la neblina así como las condiciones atmosféricas así lo permitan.

Al parecer, se trató de un acontecimiento elitista, dirigido a sacerdotes-astrónomos y otros nobles, mientras que el Kukulcán solar fue para el pueblo, por ser más “tosco”.

“Es un fenómeno más fino”, ya que sólo se puede observar en madrugada, siempre y cuando el cielo esté despejado, no exista luz artificial y no se registre niebla.

Como todo lo femenino, es más delicado. La Luna es 400 menos brillante que el Sol, y durante el plenilunio tiene una magnitud estelar de a -12,5, lo que permite que dicho suceso se plasme en el edificio precolombino.

El catedrático del Instituto Tecnológico de Mérida (ITM) consideró de mayor impacto este acontecimiento por su exactitud que se conjuga con la simetría del edificio, además que sólo se puede observar una sola noche.

Remarcó que el Sol se mueve menos de un grado de arco por día, por lo que el fenómeno se puede observar durante una semana, mientras que la Luna se desplaza 12.2 grados, es decir, sólo un día se le puede apreciar.

Finalmente, lamentó la falta de información que demuestre la dualidad de Kukulcán, ya que para los mayas, el Sol es masculino mientras que la Luna, femenino, representando a través de los dioses Kin y Uh, respectivamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.