Home / Portada / Gracias a Freddy Ruz, en Umán SIRBE se sirve, pero con la cuchara grande

Gracias a Freddy Ruz, en Umán SIRBE se sirve, pero con la cuchara grande

Por: Marijose Canul

Umán, Yuc. 7 de octubre de 2018.- La ilegal manera en la que la cooperativa de Kanasín, SIRBE, realiza operaciones de recolecta de basura en Umán ya está causando múltiples problemas a la ciudadanía de umanense. Primero origina un grave y serio problema de contaminación debido a que en sus recorridos sus unidades van chorreando lixiviados por toda la calle. Los lixiviados son la parte más contaminante de los deshechos y, por desgracia, en este caso los vertidos en las vías públicas de Umán por SIRBE terminan en los pozos de absorción arrastrados por las lluvias vespertinas, propias de estas temporadas.

El segundo problema también es de contaminación. SIRBE no cumple con los dos recorridos semanales «acordados» y solamente hace uno semanal, esto ocasiona que las bolsas de basura que los usuarios sacamos para que SIRBE disponga de ellas se quedan dos o tres días asentadas sobre las banquetas. Tiempo suficiente para que los perros callejeros, en busca de alimento, las destrocen y rieguen los desperdicios por doquier. Y si en esos días llueve la cosa se pone peor.

Sin embargo, el colmo de este caos, generado por el mismo Freddy Ruz, ha sido el aumento unilateral y sin previo informe del «servicio» por parte de SIRBE: las tarifas han pasado de $20 a $30, sin decir «agua va». Esto significa un aumento del 50% sobre lo que ya se pagaba por un pésimo servicio. El mismo Freddy Ruz declaró en sus muros oficiales de Facebook que las tarifas no había aumentado y que solo se trataba de un rumor, pero inmediatamente fue desmentido por muchos usuarios quienes, aseguran, que a ellos ya les cobraron la nueva tarifa impuesta por SIRBE y que tienen sus recibos para comprobarlo. Le taparon la boca al alcalde, pues.

Siguiente Volver
Siguiente Volver

Lo grave de todo esto es la indefensión en la que nuestras autoridades, y en especial el alcalde, dejan a la ciudadanía pues Freddy Ruz y SIRBE apuestan por nuestra corta memoria y que se jodan los que ya pagaron sus $30.

Sin embargo, esto tiene dos aristas; si bien Freddy Ruz es el culpable por haber autorizado de manera ilegal la recolecta de basura a SIRBE también gran parte de esa culpa recae sobre aquellos que por $500 y una bolsa de arroz vendieron su voto a favor de Ruz Guzmán en las pasadas elecciones. Ellos, junto con su alcalde, son los que deberían pagar, pero por desgracia no es así.

¿Qué va a pasar? Nada. SIRBE no puede ser sancionada por el ayuntamiento porque no existe una concesión legal y es por eso que puede incumplir libremente con sus recorridos y aumentar sus tarifas a la hora que le de la gana sin temor a un castigo. Es más, al no existir una fianza ecónomica como garantía, SIRBE puede dejar de dar servicio a la hora que se le pegue la gana e ir a esquilmar, previo acuerdo con algún otro alcalde corrupto, a los vecinos de otro municipio si ven que eso les representa mayores ganancias.

Me parece que el actual cabildo tiene que dar una pronta solución a este problema generado desde una ilegalidad y darnos una pronta respuesta. Los regidores de oposición tienen muchas preguntas por hacerle a Freddy: ¿quién autorizó a SIRBE para dar ese servicio?; ¿dónde está el acta de cabildo en cuya asamblea se acordó dicha autorización?; ¿bajo qué condiciones se realizó esa autorización y por cuánto tiempo? Es más, si desean mayor información pueden leer nuestra nota titulada «Freddy Ruz le concesiona ilegalmente a SIRBE la recolección de basura». ¡A trabajar señores, que para eso les pagamos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.