Home / Portada / Ganancia económica vs desastre ecológico

Ganancia económica vs desastre ecológico

El puerto de las coloradas un destino con áreas naturales protegidas, es visitada por turistas extranjeros y nacionales.

Gracias a la promoción de sus “Charcas Rosas”, cientos de turistas arriban en vacaciones y fines de semana.

Pero con la derrama económica, también van surgiendo problemas ecológicos en sus áreas protegidas.

Como el paso de turista a los lugares de anidación de tortugas marinas, que no cuenta con la vigilancia debida a pesar de que en estos momentos es la fase de anidación.

Durante nuestra estancia pudimos observar a personas saliendo y entrando en los lugares con letreros que prohibían el paso, porque son áreas de anidación.

En un breve paseo por sus arenales se pudo observar la falta de conciencia de los visitantes, así como de los pescadores que arrojan al mar sus envases de aceite para lancha.

Cientos de botellas de plástico, bolsas, pañales, servilletas de papel y envases de aceite para motor, pedazos de redes para pescar, son más comunes en la arena, que las  propias conchas marinas.

Toda esta basura terminara en el mar, causando graves daños al ecosistema marino.

Es verdaderamente vergonzoso el actuar de algunos visitantes, que pese a las indicaciones que se les dan,  terminan comportándose como salvajes.

En compañía de un guía, visitamos los charcos spa, donde los turistas sumergen los pies para alimentar a  los peces con células muertas y aun cuando la indicación es no mover la arena de las charcas, los turistas hacen caso omiso y se adentran asustando a los peces.

En los matorrales se podía observarse tollas de papel a escasos metros de las charcas.

Algunos guías no actúan ante la basura, mientras que otros más consientes lo recogen.

A veces los esfuerzos por mantener limpio estas áreas visitadas superan las expectativas ante un turismo acostumbrado a contaminar los lugares que visita.

La falta de educación del turista nacional  augura el fin de estas áreas que son importantes para la preservación de especies.

La falta  de vigilancia permanente de guarda bosques, propicia la rapiña de huevos de tortuga.  Lugareños indican que los nidos son saqueados.

Hay quienes aprovechan que las tortugas arriban a la playa, para atraparlas en lanchas que llegan del mar, por las noches.

Todo lo que sucede en este bello paraíso son algunos de los efectos colaterales de llamar la atención a gente sin escrúpulos.

Desgraciadamente la falta de regularización y la ambición en unos años convertirá a este puerto, en una zona de conflicto ecológico como lo es ahora Holbox en Quintana Roo.

En manos de los lugareños está el preservar su riqueza natural y presionar para que existan normas que les ayuden a explotar de una manera responsable sus atractivos turísticos.

About Mario Niño

One comment

  1. Harà falta que se cobre entrada al lugar para poder pagar la vigilancia y la limprza.
    Patece que solo vale lo que cuesta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*