Home / Portada / Para Freddy Ruz los umanenses somos ciudadanos sin derechos

Para Freddy Ruz los umanenses somos ciudadanos sin derechos

Por: Marijose Canul

La detención del chofer de nuestro alcalde, ocurrida la madrugada de este domingo pasado 25 de febrero, y la de José Mis presentan, sin lugar a dudas las dos caras de una misma moneda. Mientras que a José Mis se le violaron todos sus derechos humanos y hasta legales al exponerlo a una humillación pública a Andrei, el chofer del alcalde, se le trató de proteger manteniendo en secreto todo lo relativo al caso. Mientras a José Mis se le aplicó todo el peso de la ley para Andrei esa misma ley no existió. Mientras el primero cumplió su condena administrativa al segundo se le liberó a la primera oportunidad y ni siquiera cumplió 12 de las 72 horas establecidas.

¿Por qué en dos casos tan similares la Ley en Umán se aplica de diferente manera? Los mal pensados afirman que a José Mis no se le aplicó la ley, sino que la ley se usó como pretexto para que Freddy Ruz llevara al cabo una venganza personal. Los mismos mal pensados también aseguran que en el caso de Andrei el alcalde se puso por encima de la misma ley para proteger su chofer porque, dicen, es mucho más que su chofer.

Pero, además, hay otros elementos que parecen demostrar que ambos casos son caras opuestas de la misma moneda: mientras que José Mis asumió su responsabilidad civil y a la primera oportunidad grabó un vídeo expresando su arrepentimiento de manera pública, cosa que no estaba obligado a hacer, por el otro lado Freddy Ruz oculta información y gira ordenes para que no trascienda el desaguisado cometido por uno de sus hombres de confianza. Uno le da la cara a la sociedad mientras el otro oculta la basura bajo la alfombra y guarda los esqueletos en el armario en una muestra de cinismo y prepotencia. El respeto a la ética y la moral de la sociedad civil ha rebasado con mucho a la de nuestras autoridades quienes simplemente nos buscan en tiempo de elecciones y después de las urnas le valemos madres. La cara buena es un ciudadano cómo tú y cómo yo, la cara fea es nuestro alcalde del ¿cambio?

Los umanenses nos debemos preguntar ¿en manos de quién está la ley en Umán? ¿Quién nos asegura que, en un momento dado, la misma policía no sea usada en nuestra contra para mantener calladas bocas y conciencias? Sí, cómo muchos aseguran, pudo ser usada como instrumento de venganza en contra de un ciudadano ¿Qué nos garantiza que el día de mañana no pueda ser usada en contra de cualquiera de nosotros? Decir que los del PRI también lo hacían ya no tiene cabida porque ya no podemos, ni debemos, permitir que servidores públicos electos democráticamente gobiernen de manera autoritaria, arbitraria y represiva. Del partido que sean.

Lo que sucedió con José Mis nos debe indignar como sociedad, como umanenses, porque se violaron los derechos de uno de nuestros vecinos ¿debemos esperar a que se violen los nuestros para entonces, sí, indignarnos? Pero nos debe indignar mucho más lo sucedido con Andrei, porque no sólo no se aplicó la justicia, sino que, además, Freddy nos abofeteó y escupió el rostro demostrando que en Umán la ley sólo es él y que a él la ley le vale madre madres y, de paso, le valemos madres nosotros también.

Quienes también parecen proteger sus propios intereses son los regidores, ¿quién de ellos ya alzó la voz para pedirle cuentas al alcalde en ambos casos? ¿ya se investigó quién filtró las imágenes tomadas por la policía durante la detención de José Mis? Porque, sin duda, esas imágenes salieron de la corporación policiaca. Esto es un severo llamado a la acción para nuestro síndico municipal, Bruno Xool, quien tiene a su cargo la comisión de seguridad pública. Don Bruno ¿qué sucedió en ambos casos? ¿Por qué a uno se le trato mal y a otro no se le aplicó la ley? Peor aun están los regidores del bando de los Castillo, que no del PRI, ¿sólo están ahí para cobrar su quincena y, probablemente, algo más? ¡Son oposición ¿por qué no hacen nada?!

Hay panistas, cómo el mismo Samuel Furlong, que en las redes sociales han expresado su desagrado porque, dicen, que esas redes sociales han sido usadas como plataforma pública de expresiones de odio. Evidentemente no les gusta que les critiquen y cualquier crítica la van a tomar como un ataque personal, pero, ¿y por qué no ejercen ellos mismos una autocrítica? ¿no sería mejor que en lugar de quejarse Samuel le pidiera a su presidente municipal que aclare el caso de José Mis y se aplique la ley en Andrei? ¿Qué quiere decir Samuel con su comentario? ¿qué panistas, priistas y toda la ciudadanía en general que vemos que las cosas están mal y ejercemos nuestro derecho a criticar debemos aguantarnos y aguantarles?

Freddy Ruz ya están buscando la reelección, bueno, ya cada uno de nosotros le verá la cara y le pedirá las cuentas cuando pase casa por casa a solicitar nuestro voto. A él y a su camarilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.