Home / Portada / Freddy Ruz: la ciudadanía ya percibe su doble moral

Freddy Ruz: la ciudadanía ya percibe su doble moral

Por: Marijose Canul

El caso del precandidato panista Renán Barrera, cuando fue detenido en estado de ebriedad, y el más reciente sucedido en Umán, cuando fue detenido el funcionario público José Mis, tiene mucho parecido: en ambos casos se violaron las Leyes y, desde mi punto de vista, no se trataron de errores aislados sino de comportamientos consuetudinarios. Vaya, no creo ni tantito que fuese la primera vez que lo hacían… y por eso los cacharon.
Pero el punto aquí no es juzgar si Renán o José actuaron mal, sino las reacciones publicas en las redes sociales que muestran la doble cara moral de los peces gordos de nuestro palacio municipal y de sus paleros. Me explicaré mejor: cuando Renán Barrera fue detenido por conducir en estado de ebriedad la primera reacción de Freddy Ruz, el síndico Bruno Xool y el director de gobernación fue la minimizar la irresponsabilidad del precandidato panista a la alcaldía meridana. “Es un error humano”, “…parece que nadie se ha emborrachado y por eso juzgan…” o “¿sólo por ser una figura pública la linchan?” fueron algunos de los argumentos más usados. Yo me pregunto, y les pregunto a ustedes, ¿por qué Freddy Ruz, Bruno Xool y Samuel Furlong no reaccionaron de la misma manera cuando a José Mis se le expuso vergonzosamente en las redes sociales?

Veamos, sucede el caso de Renán Barrera en Mérida… en Mérida, no en Umán, sin embargo, todos los mencionados emiten su mensaje de apoyo casi, casi, diciendo “…son cosas de niños ¡no pasa nada! Cualquiera hace una travesura”. Y claro… dentro de esos argumentos el común denominador es que a Renán lo detuvieron y balconearon por asuntos políticos. El caso de José Mis sucedió en Umán, ciudad que se supone confiamos en sus manos, las de Freddy Ruz, Bruno Xool y Samuel Furlong, para que administren nuestros recursos públicos y procuren el bienestar social y la justicia para todos, sin importar simpatías políticas. A diferencia de Renán, al que tan vehementemente defendieron, José Mis fue expuesto por la policía municipal de la manera más vergonzosa posible, incluso no hace ser erudito en Leyes para darse cuenta que se violentaron sus más mínimos derechos humanos. Las fotografías que fueron publicadas por algunos medios de comunicación y en las redes sociales son las que los agentes de la policía municipal tomaron en el momento de la detención, pero estás fotografías sólo deben usadas para fines probatorios no para ser publicadas en los medios de comunicación y, mucho menos, en las redes sociales.

Desde luego que apoyar o desaprobar una acción es cosa personal. A mí no me interesa, en lo personal, si Freddy Ruz, Bruno Xool y Samuel Furlong salen en defensa de fulano o sotano. Pero si me preocupa el hecho que, a pesar que se violentaron los derechos de un ciudadano umanense, las personas que elegimos para que nos protejan no actúen. ¿O será que Renán Barrera por el simple hecho de ser un precandidato panista es un ciudadano de primera y José Mis uno de segunda que ni merece su atención? ¿Por qué justificar el error de uno y no decir nada cuando el linchamiento público es presuntamente orquestado por las autoridades que juraron ante la Ley protegernos? Tanto Freddy Ruz, Bruno Xool y Samuel Furlong están muy en su derecho de guardar sus opiniones y no dar su opinión personal en las redes sociales, pero cómo autoridades electas tienen todo el deber de aclarar, primero, por qué esas fotos fueron filtradas y con qué propósito. El hecho se dio dentro de un contexto que no puede ser ignorado: José Mis presentó públicamente su apoyo político por una persona diferente a Freddy Ruz… y por este hecho fue despedido fulminantemente de palacio municipal. Es verdad que fue recontratado, pero ¿quién nos garantiza que la humillación pública a la que fue expuesto no se trató de una venganza política, tal y cómo el mismo Mis afirma? Si durante la detención de Mis no había nadie más que los elementos policiacos y ningún medio de comunicación ¿por qué se filtraron esas fotos?, ¿fue con el propósito de causar un daño moral?
Renán Barrera no puede estar por encima de la Ley, José Mis no puede estar por encima por la Ley, pero quienes aplican la Ley tampoco pueden estar por encima por la Ley. Que Freddy Ruz, Bruno Xool y Samuel Furlong salgan a demostrar que pensamos mal y no se trató de una venganza política, porque el tiempo de depositar nuestros votos en las urnas se acerca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*