Home / Portada / Freddy Ruz y su inscripción: un acto fuera de la Ley, la ética y la moral

Freddy Ruz y su inscripción: un acto fuera de la Ley, la ética y la moral

Por: Marijose Canul

A estas alturas ya nada de lo que haga Freddy, nuestro figurín alcalde, debe extrañarnos. Sobre todo, si se trata de actuar fuera una Ley que juró y perjuró cumplir. Su inscripción la mañana de ayer sábado 10 de febrero, a eso del mediodía, estuvo plagada de irregularidades que saltan a la vista. La primera de ellas es el uso de recursos públicos de nuestro ayuntamiento por parte de Freddy Ruz para auto promocionarse. Las invitaciones y la cobertura del ¿evento? estuvieron a cargo de la dirección de comunicación social, quienes, sin empacho alguno usaron la página oficial de Facebook de Freddy Ruz para publicar la invitación, las fotografías y una reseña de la inscripción de Freddy. Incluso, las imágenes fueron captadas por el fotógrafo de comunicación social.

Es verdad que tanto Gregorio Montero como José Manuel publicaron en sus respectivos muros unas imágenes acompañadas de una reseña de sus inscripciones, pero ninguno de ellos lo hizo utilizando gente y recursos del ayuntamiento. O sea, nuestro dinero, porque nosotros somos los que pagamos esos sueldos.
A tanto a llegado el descaro y el desprecio de Freddy por la Ley, que sin vergüenza alguna por el respeto que se merece el Artículo 134 de nuestra Constitución, utiliza como vocero de campaña a la dirección de comunicación social, cuya gente fue la encargada de enviar un boletín oficial a los medios de comunicación, como si de una labor de palacio se tratase.

Pero la cereza de este pastel de la desvergüenza es la presencia de directores y trabajadores del ayuntamiento durante la inscripción de Freddy. No pongo nombres porque son muchos, pero ahí están las imágenes, usted puede fácilmente localizarlos. Desde luego que cada quien es libre de apoyar al precandidato de su preferencia o conveniencia ¿pero qué hacía esa gente de palacio en las oficinas del PAN estatal a las 11:30 a.m. cuando, a esa hora, su obligación era estar atendiendo los asuntos del ayuntamiento, que para eso se les paga? Mucho le hemos criticado a los priistas el hecho que utilicen recursos públicos para asuntos personales, pero ¿no se supone que por eso votamos por Freddy Ruz, para que haya un cambio? Que yo recuerde la idea no era sacar a un corrupto priista de palacio sólo para meter a un panista que parece ser más corrupto aún.

Al presentar su candidatura para este dedazo interno panista, Freddy Ruz debió de haber presentado antes su renuncia, no porque la Ley le obligue sino por cuestiones de ética y moral. De hecho, así lo hizo Vila, y conste que Vila no es un santo de mi devoción porque también se carga lo suyo. Freddy ha utilizado desde siempre los recursos del ayuntamiento para promocionarse él mismo; ahí están las mantas espectaculares, las bardas pintadas, inserciones pagadas en diferentes medios de comunicación en donde, incluso, hasta pide el voto y un largo etcétera. Entonces no hay ninguna garantía que no vaya a hacerlo ahora.

El que Freddy permanezca en el cargo le da acceso y libertad para utilizar a su completa discreción todos los recursos de palacio municipal, incluido algo que al dirigente estatal del PAN parece encantarle: los cochupos. Eso es trampa porque los dados ya están cargados a su favor. Tiene una clara y mañosa ventaja sobre sus oponentes: la disposición de los recursos públicos.

Hoy, estos panistas de nuestro palacio han resultado igualitos a los del PRI, incluso hasta los primeros puestos de regidores ya se están heredando entre familiares, pero de eso hablaré en otra ocasión.

Siguiente Volver
Siguiente Volver

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*