Home / Portada / ¿Freddy Ruz hace del cabildo un circo de payasos?

¿Freddy Ruz hace del cabildo un circo de payasos?

De nuevo un vídeo saca a la luz pública la sumisión de los regidores PAN-PRI-Verde hacia Freddy Ruz al permitir que el alcalde deje esperando, por más de hora y media, a todos regidores sin aviso alguno. ¿Es realmente el cabildo la autoridad suprema en nuestro municipio o lo es el alcalde? ¿Democracia o autoritarismo?

Por: Marijose Canul

Umán, Yuc. a 31 de octubre de 2018.- Nuevamente otro vídeo, transmitido en directo por el regidor Gonzalo Canché Cetz, pone en evidencia pública la sumisión y servilismo que los regidores del PAN, PRI y Verde Ecologista le profesan al alcalde Freddy Ruz Guzmán.

El día de ayer, el cabildo debió iniciar la cuarta sesión ordinaria en punto de las doce horas, tal y cómo se especifica en la convocatoria, sin embargo, el alcalde dejó esperando, sin ninguna explicación, por más de hora y media a todos los regidores en una clara muestra de falta de respeto y desprecio hacia el órgano máximo de autoridad de nuestro ayuntamiento: el cabildo. ¿La razón? Freddy decidió que ir a dar una entrevista a un medio de comunicación era mucho más importante, en ese momento, que una sesión de cabildo.

Todavía en la nota de ayer, que titulé “Exhibe públicamente un regidor la inutilidad del cabildo umanense”, exponía que es vergonzoso que los regidores del PAN, PRI y Verde aprobarán, como borreguitos, unas cuentas públicas anómalas, sin embargo, lo sucedido ayer rebaza cualquier límite de sumisión y desvergüenza: Freddy Ruz no dejó esperando a una bola de cuates en la cantina ¡dejó esperando, sin explicación alguna, al cabildo para que se iniciará una sesión ordinaria! ¿Qué parte no entienden los regidores cuando se les dice que fueron electos para el cargo de regidores y que, una vez que son convocados y se encuentran en el salón de sesiones, dejan de ser Juan y Chana para convertirse, todos ellos juntos, en un cabildo? ¿Saben cuales son las funciones, prerrogativas y responsabilidades de un regidor? ¿Saben qué es un cabildo municipal?

El vídeo muestra públicamente la vergüenza del cabildo que tenemos los umanenses y desnuda, hasta los huesos, la manera en que se administra nuestro municipio: una sesión que dura un poco más de dos minutos, hecha al vapor y sólo para cumplir con las leyes y reglamentos que especifican que, al menos, los ayuntamientos deben celebrar dos sesiones ordinarias de cabildo mensuales.

El vídeo también exhibe la inutilidad del secretario de la comuna, José Manuel Ruiz Garrido, quién se pasó por el arco del triunfo El Reglamento de Gobierno Interior del Municipio de Umán, que en su Capítulo VIII, Del Desarrollo de las Sesiones, Artículo 27, dice: Las sesiones del Cabildo se desarrollarán con sujeción a la convocatoria y al orden del día previamente expedido…”.

Pero, además, el Artículo 37 del mismo Reglamento dice que: Habiéndose convocado a la celebración de una sesión de Cabildo, ésta sólo podrá diferirse en los siguientes casos:

  1. Cuando lo determine el Presidente Municipal;
  2. Lo solicite la mayoría de los Regidores por escrito en el que se exponga la necesidad de la medida, hasta diez minutos antes de la hora de inicio de la sesión, y

III. Si transcurridos veinte minutos después de la hora señalada para el inicio de la sesión, no se encuentren presentes los integrantes del Ayuntamiento en número suficiente para la declaración de quórum legal.

 Cuando se difiera la sesión por alguna de las causas señaladas en las fracciones anteriores de este artículo, el Secretario Municipal lo comunicará a los demás integrantes del Cabildo; el Presidente Municipal deberá convocarlos a celebrarla dentro de los cinco días hábiles siguientes a la fecha en que ésta debió celebrarse, debiendo de cumplir con los requisitos para las convocatorias establecidas en este Reglamento.”

La sesión de cabildo de ayer se difirió por más de una hora y media, sin que José Manuel procurara el cumplimiento de lo establecido en El Reglamento de Gobierno Interior del Municipio de Umán. En pocas palabras, José Manuel prefirió ser cómplice de la grosería y falta de respeto de su “patrón” Freddy Ruz que cumplir el propósito para el cual fue elegido.

Pero ¿qué más se puede esperar de los regidores del PAN, PRI y Verde Ecologista si algunos de ellos están ahí no por su vocación de servicio público y capacidad sino a manera de paga por haber sido cómplices de Freddy en presuntos actos de corrupción? El más claro ejemplo de ello es Mardoqueo Uicab, quien fue acusado públicamente por una trabajadora de la administración pasada de obligarla para hacer campaña a favor de la reelección de Freddy Ruz. Ahí están los audios, en uno de ellos se escucha a Freddy ofrecerle $30 mil de los recursos públicos a la ex burócrata a cambio de “operar para él” ¿no esa reunión se llevó al cabo en casa de Mardoqueo? También está, cómo testimonio, la otra grabación, en donde el mismo Mardoqueo afirma que el sueldo de esa ex trabajadora fue retenido por ordenes de Freddy Ruz y que se le pagará hasta que ella decida hacer campaña política a favor de Ruz Guzmán. ¿Esta clase de gente es la que va a defender nuestros intereses cómo ciudadanos? ¿Umán merece regidores cómo Mardoqueo Uicab a quién, por desgracia, tenemos que llamar “presunto delincuente” sólo porque ningún partido político decidió anteponer una denuncia en la fiscalía especializada en delitos electorales y, por tanto, nunca se le juzgó a él y a Freddy de acuerdo a la Ley? Podrá decir Mardoqueo lo que sea, pero esas son sus voces. Escúchelos y juzgue usted mismo, lector.

El cabildo, cómo institución y cómo máxima autoridad municipal, fue degradado, una vez más, el día de ayer por Freddy Ruz, quién los trató como si fueran sus viles empleados y cómo si los regidores tuvieran la obligación de esperar a su “patrón” para realizar una reunión de trabajo en una empresa cualquiera. Ayer el cabildo demostró, para desgracia de Umán y sus ciudadanos, que no es la máxima autoridad municipal y que nuestra democracia no existe y que, en su lugar, tenemos a un presidente autoritario que decide las cosas a su antojo y capricho sin que nadie le diga nada. ¡Qué vergüenza!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.