Home / Portada / Freddy “La Nena” Ruz Guzmán: aprendiz de dictador y traidor del pueblo

Freddy “La Nena” Ruz Guzmán: aprendiz de dictador y traidor del pueblo

Por Luis “El Negro” Zapata

No conforme con engañar a la población, otra vez, en su segunda campaña, hoy, Freddy “La Nena” Ruz Guzmán traiciona de nueva cuenta a la ciudadanía, pues días después de ganar las elecciones y ya teniendo en mano su constancia de mayoría se tomó la puntada, en un arranque de traición, de cancelar todo tipo de apoyos, tanto económicos como de medicamentos y de otras índoles e incluso ya no acude a palacio municipal desde que ganó las elecciones, incumpliendo su responsabilidad como servidor público pues su mandato actual aún no termina y él sigue en funciones.
En otra muestra de que se siente todo un “dictador”, es que por órdenes suyas se están haciendo “reestructuraciones” con el personal del ayuntamiento despidiendo injustificadamente, a manera de venganza, a empleados que no lo apoyaron en su campaña.

Días después de la elección, Freddy “La Nena” Ruz se ha quitado el disfraz de oveja que utilizo durante toda su campaña de reelección para convertirse nuevamente en el lobo, dejando salir su verdadero “yo”: una persona ambiciosa, vengativa y traicionera a la que no le importa nada con tal de tener dinero y poder. Y así, una vez más, “La Nena” Guzmán engañó al pueblo y, cómo es su especialidad, utilizó la mentira, la hipocresía y el cinismo aunado con un “dolo” desmedido para convertirse en alcalde por tres años más, sabiendo desde un principio que no cumpliría con sus promesas de campaña.

Pero que no esté muy tranquilo “La Nena”, pues no olvide que su próxima administración podría dar un vuelco importante, ya que con la llegada de Andrés Manuel López Obrador al poder y con el compromiso que hecho por él que no se permitirá la corrupción en ningún nivel de gobierno y se castigaría tajantemente, pues contra el alcalde Freddy Ruz Guzmán pesa una denuncia por enriquecimiento ilícito ya que en menos de dos años él y su familia se convirtieron en los nuevos ricos de la ciudad, con diversas propiedades y automóviles que, juntos, suman millonarias cantidades.

Y que no vaya a salir, de nuevo, con la soberana estúpidez de que la Auditoria Superior del Estado calificó bien sus cuentas públicas, pues en ningún momento se le indica que del ayuntamiento se haya robado el dinero, sino que se le exige que compruebe la legal procedencia de esos recursos y para Ruz Guzmán y su familia el proceso penal aún se ventila en los juzgados.
¿Cómo es posible que toda su vida había sido un ciudadano de clase media/baja y hoy, en menos de dos años, es millonario y terrateniente? Y que no se le olvide, como abogado que es, que existen muchos otros delitos como peculado, cohecho y lavado de dinero, asociación delictuosa y su caso tal vez encuadre también en alguno de estos tipos penales y que todos sus prestanombres incurren en el mismo delito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.