Home / Policía / FGE tira la toalla sobre caso Triay Peniche, pese las pruebas da punto final

FGE tira la toalla sobre caso Triay Peniche, pese las pruebas da punto final

A pesar de contar con las pruebas, la Fiscalía General del Estado (FGE) consideró que el polémico homicidio del psiquiatra Luis Felipe Triay Peniche, asesinado por sus homólogos, es un caso ya concluido.

El titular del ramo, Ariel Aldecua Kuk, descartó recurrid a amparos u otros procedimientos legales a pesar de tener todas las pruebas para inculpar a Luis Enrique Lara González, quien fue absuelto por el Poder Judicial

“No hubo un revés (para la FGE), ya que hay una sentencia condenatoria” aseveró en respuesta a las declaraciones del presidente del Poder Judicial del Estado, Marcos Celis Quintal, así como del director de la Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY), Carlos Alberto Macedonio Hernández, quienes consideraron que hubo un mal trabajo en la integración de las pruebas.

El funcionario resaltó que “cuando se presenta un hecho delictivo, la Fiscalía investiga, hace señalamientos, y da pruebas” para sustentar la carpeta de investigación, tal como se realizó en el caso de Triay Peniche, el cual sacudió a la población yucateca, debido a la forma en la que el afamado psiquiatra fue asesinado.

Cuestionado sobre la mala integración de las pruebas sobre el suceso ocurrido a mediados de agosto de 2014, “el abogado de los yucatecos” enfatizó que “la investigación se hizo de manera profesional, en ningún momento se declaró ilegalidad en las prueba, en la detención ni en las diligencias del Ministerio Público.

“No podemos cambiar los hechos, ni crear pruebas, se presenta lo que se tiene en el tema de la investigación. Los jueces valoran y procede”, subrayó.

Aclaró que se acusó de coautoría del homicidio calificado al ex presidente del Colegio de Psiquiatras de Yucatán, Luis Enrique Lara González y al defeño Pablo Santos García Gutiérrez, ya que ambos especialistas en salud mental participaron en el hecho.

Rectificó que la FGE no consideró a Lara González como el autor intelectual del asesinato ni García Gutiérrez como el autor material, pues ambos eran coautores.

“Así se planteó la teoría de la FGE, con las pruebas obtenidas, pero los jueces consideraron que no fueron suficiente para el caso particular”, expresó al descartar impugnar la decisión de los jueces.

Señaló que en todo momento, la FGE acusó a dos personas, pero en el caso de García Gutiérrez fue condenado, y permanece firme la sentencia de 35 años de cárcel y el pago de 35 millones 600 mil pesos, mientras que Lara González resultó absuelto, pero se trata de una situación que “ocurre en todo proceso judicial”.

“En la Fiscalía no se habla de un éxito cuando se tiene una sentencia condenatoria, y tampoco de un revés cuando no se obtiene”, abundó.

Aldecua Kuk añadió que desde el punto de vista jurídico, el caso está concluido, ya que “se es respetuoso de la decisión de los poderes”.

Sin embargo, consideró de interesante el logro que puedan obtener los familiares de Triay Peniche, quienes acudieron a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) para conseguir un amparo en torno a la sentencia emitida por el Tribunal Colegiado en Materias Penal y Administrativa del Décimo Cuarto Circuito.

Recuento

De acuerdo con el expediente, el crimen ocurrió el 16 de agosto de 2014, en el departamento rentado por Pablo Santos, ubicado en la calle 25 entre 20 y 22 de la colonia García Ginerés, a donde Triay Peniche fue conducido bajo engaños.

En dicho lugar fue ultimado con un arma blanca, al grado que en 22 ocasiones se le asestó un cuchillo. Después de rematarlo le destrozaron el corazón, luego con una sierra eléctrica se le mutiló para poner los miembros en cajas.

Posteriormente, Lara González y García Gutiérrez dejaron durante varios días el cadáver del médico psiquiatra en el lugar de los hechos, que mantuvieron en hielo, en tanto planeaban la manera de deshacerse del mismo.

Luego, el 20 de agosto de 2014 abordaron el Nissan Rouge negro, modelo 2009 con placas de circulación YZU 9284, propiedad del hoy occiso, y abandonaron el vehículo en el estacionamiento de conocido centro comercial de Ciudad Caucel.

El cuerpo del hoy extinto fue hallado de manera fortuita, debido a la fetidez que emanaba el cuerpo en estado de descomposición.

Lara González fue considerado como el presunto autor intelectual del homicidio perpetrado en contra de su colega, al parecer, por celo profesional, ya que el hoy finado fue nombrado como titular de la Dirección de Psiquiatría del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) Regional, y estaba a días de ocupar el cargo.

Para sustentar los cargos, la Fiscalía General del Estado (FGE) recabó indicios en dicho departamento así como en el vehículo, y se analizaron seis registros de video, obtenidos del estacionamiento del Hotel Hyatt y en una clínica privada, donde se ve a Triay Peniche abordando un Jetta blanco, así como de las cámaras de video de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), cuando se estacionaba la camioneta Rouge en el centro comercial.

Lara González recurrió al amparo y el Tribunal Colegiado le concedió la protección de la justicia federal contra la orden de aprehensión que se había dictado en su contra por la muerte de su colega.

De esta forma quedó invalidado todo el proceso, incluyendo el fallo en el que a Lara González se le dejó libre porque que no se le pudo comprobar la autoría intelectual de homicidio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.