Home / Portada / En Umán, mientras “Pegaso”duerme los policías muerden y las parejas cachondean

En Umán, mientras “Pegaso”duerme los policías muerden y las parejas cachondean

Elementos policiacos destapan la cloaca de la policía municipal de Umán (y 2)

Por: Marijose Canul

En nuestra primera entrega de este reportaje/entrevista mencionamos que Alfredo Cob, alías “Comandante Pegaso”, les asigna patrullas a los elementos policiacos con la condición de cubrir una cuota monetaria. Parte de esa operación es “bajarles una mochada” a los operadores de las unidades de transporte pesado que transitan por Umán.

En el vídeo, uno de estos operadores realiza una llamada telefónica para cerciorarse que el salvoconducto para atravesar el centro de Umán es válido y para corroborar quién es el que “extiende” este privilegio. Se escucha claramente que es Alfredo Cob.
Lo lamentable de todo esto, nos dicen los policías, es que mientras “Pegaso” los obliga a extorsionar a traileros y choferes que cometen alguna infracción, su verdadero trabajo, que es cuidar el orden público, queda en segunda instancia, pues el grado de efectividad de un elemento el “Comandante Pegado” lo mide en la cantidad de dinero que entregue al final de su turno. Así los reportes policiacos se convierten en cortes de caja.

Los policías mismos aseguran que esto es del conocimiento del alcalde, Freddy Ruz Guzmán, a quién sólo le importa cuanto efectivo hace “clinch” en su bolsillo, por eso permite que Alfredo Cob utilice las patrullas para dormir en lugar de usarlas para hacer los rondines y mientras la casa de empeños que se ubica en la mera esquina de la 18 con 25 siempre cuenta con la vigilancia de un policía y la casa del alcalde hasta con tres, las casetas de las colonias y los fraccionamientos están abandonadas y cada día más deterioradas. Incluso, este fin de semana un amable lector nos mandó un vídeo grabado por él mismo que muestra a una pareja teniendo relaciones sexuales cerca de la caseta de vigilancia de la colonia San Felipe, contra esquina de Las Palomas.

La persona que grabó el vídeo de la pareja, asegura que reportó varias veces este incidente a la comandancia de policía, pero que nadie dio respuesta efectiva. Así las cosas, nuestros entrevistados aseguran que en Umán tenemos una policía que pide “moches” obligados por su comandante; un comandante que en lugar de hacer su trabajo se duerme porque se lo permite nuestro alcalde y un alcalde al que no le interesa ni la policía ni la ciudadanía mientras él reciba su mochada, cuiden su casa y los pueda “alquilar” como guardias de seguridad a empresas privadas. ¿Y nosotros los ciudadanos? Pues cómo afirmé en la primera parte de esta nota mientras no nos asalten o nos roben, a nosotros nos sigue valiendo madres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.