Home / Portada / Emoción y nostalgia en el primer reencuentro de ex alumnos del Colegio Hispano Mexicano

Emoción y nostalgia en el primer reencuentro de ex alumnos del Colegio Hispano Mexicano

Por: Nancy Osorio Sánchez

Con gran alegría se dieron cita cerca de 250 ex alumnos para disfrutar del magno desayuno de egresados del Colegio Hispano Mexicano del Sureste, una de las instituciones educativas más sólidas del Oriente de Yucatán a cargo de las Hermanas Mercedarias del Santísimo Sacramento.

Valladolid, Yucatán 02 de diciembre del 2018.- Faltando pocos minutos para las nueve horas, el pasado domingo 2 de diciembre se dieron cita varias generaciones de ex alumnos del Colegio Hispano Mexicano para participar en una misa de acción de gracias oficiada por el padre Sergio Arguello Vences en la capilla del Colegio y continuar con un emotivo desayuno en el salón de un prestigiado hotel de la ciudad.

Todos los presentes disfrutaron de un gran evento en el cual las emociones estuvieron a flor de piel reviviendo hermosos momentos del colegio que los vio crecer.

Al llegar al salón, los invitados fueron recibidos por las Hermanas Mercedarias quienes les entregaron un broche distintivo con el escudo Mercedario.

Durante el desayuno los asistentes disfrutaron de un delicioso menú a base de fruta fresca de la temporada, jugos naturales, café y, como plato principal, fajitas a la poblana. El evento estuvo amenizado con música del recuerdo del reconocido cantautor Pablo Osorio Cosgaya, “El Tacho”, quien además es ex alumno de la generación 1966-1968.

El momento más emotivo de este importante acontecimiento fue cuando varios ex alumnos compartieron sus vivencias y anécdotas durante su época de estudiantes, recordando no solo travesuras y viajes sino también a los compañeros, maestros y hermanas que ahora gozan de la presencia de Dios. Más de uno desbordó risas e inclusive derramó alguna lagrima al traer a la mente tantas remembranzas.

En plática con la M. superiora María del Socorro Itzá Uc, Directora General del Colegio, manifestó la importancia de estar cerca de los ex alumnos y convivir con diferentes generaciones. De ahí surge la idea de realizar por vez primera este gran evento.

– “Me siento muy emocionada y agradecida con Dios por permitirnos compartir esta mañana en su presencia con una misa emotiva, y después este desayuno cargado de energía, nostalgia, entusiasmo y paz, cuya finalidad es continuar promoviendo la vida espiritual, la fe en Jesús y María Santísima y la cercanía a la familia y sobre todo que no olviden que el colegio es su hogar una casa de familia Mercedaria como lo externaba nuestra M. fundadora María del Refugio Aguilar y Torres”- comentó.

Así mismo, expuso el deseo de la congregación de realizar un reencuentro de ex alumnos anualmente y de esta forma volverlo una tradición en la comunidad Eucarística Mercedaria, por lo que el día de evento se creó el Primer Patronato de Ex Alumnos quienes ayudarán a este propósito.

La alegría y las anécdotas de la etapa escolar fue la tónica de esta emotiva reunión que finalizó con una rifa patrocinada por comerciantes locales.

El cierre de este evento no fue solamente un adiós cargado de cálidos abrazos, sino también la promesa de una reunión el año entrante. Sin duda, todo los asistentes se llevarán este recuentro en la memoria, pero sobre todo en el corazón.

El Colegio Hispano Mexicano del Sureste fue fundado el 12 de febrero de 1946 gracias a la petición del Sr. arzobispo Fernando Ruiz Solórzano y el Sr. Cura Edesio Pech Sanmiguel, siendo la Superiora General RM Guadalupe Suárez.

Las primeras Hermanas Mercedarias del Santísimo Sacramento en llegar a la Ciudad fueron: Hermana Alejandrina González Ochoa, Hermana Albertina Soto, Hermana Rosa de Guadalupe de la Torre, Hermana María de la Cruz García y Hermana Filomena Vázquez.

Tiempo después, el Padre Edesio Pech Sanmiguel y la familia Domínguez donan el predio ubicado en la calle 42 entre 37 y 39 en donde, por primera vez, se erige el plantel.  Hoy, este viejo edificio solo vive en la memoria de todos aquellos pequeños y jóvenes que fueron el alma de sus aulas y alegría de sus pasillos y corredores, pues actualmente se edifica un hotel.  Sin embargo, el Colegio continúa su apostolado en el nuevo plantel, ubicado en el periférico de la ciudad, siendo el semillero educativo y religioso de las futuras generaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.