Home / Kanasín / Divo de la modernidad y La Tía Lola ¿Generosos?

Divo de la modernidad y La Tía Lola ¿Generosos?

Por Félix Bigman

Con bombo y platillo. Como si se tratara de un acto extraordinario, casi filantrópico, anuncian en las páginas oficiales del alcalde de Kanasín, Carlos Moreno Magaña, la irrisoria entrega de 500 cobertores en compañía de la directora del ISSSTEY , Cecilia Gabriela Cáceres, La Tía Lola.

¿500 cobertores serán proporcionales a la magnitud del rezago social y de las necesidades de los ciudadanos más vulnerables del municipio?

Al parecer no cuadran las cuentas. Kanasín tiene cerca de 100,000 habitantes. Y más del 80% vive en condiciones de marginación social carentes de servicios públicos municipales y fuentes de empleo que les permitan una vida digna.

Y no se necesita ser un experto en temas de urbanización, economía, sociología, demografía, antropología, salud, derechos humanos y política. Es suficiente con caminar las calles de cada colonia y fraccionamiento para darse cuenta que cada acto del gobierno municipal de Kanasín es anticonstitucional y violatorio de los derechos humanos y garantías individuales de los habitantes del municipio porque se excede en el uso de los mal llamados “programas sociales” como patraña politico-electorera y mediática en lugar de haber hecho lo que le correspondía de acuerdo a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

¿Acaso 500 cobertor a 500 personas solucionará el rezago social y termina con la pobreza de los kanasinenses? ¿en dónde andará el diputado Antonio Hómma quien dijo en campaña que le jalaría las orejas a Carlos Moreno cuando este hiciera algo mal? Dicen que tienen cerca de dos años y tres meses sin saber de él los votantes.

A todo esto, la ciudadanía anda muy preocupada por el extravío del diputado del sexto distrito, Antonio Hómma Serrano. Hasta dicen que piensan pedir la intervención de ALAERTA AMBER, para ver si aparece y le da la cara a la ciudadanía. La última vez que se le vio fue tomándose una foto con el alcalde, en un evento partidista.

Lo cierto es que las orejas no se las jalo nunca, de ser así las tendría como de burro.

Usted amigo lector, que conoce la realidad de Kanasín, juzgue si el alcalde es demasiado desfachatado al públicas como un acto de filantropía, algo que no cubre no el 1% de sus responsabilidades para con la ciudadanía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.