Home / Kanasín / Diego Coral abusa de su poder y priva de su libertad a ciudadano kanasinense

Diego Coral abusa de su poder y priva de su libertad a ciudadano kanasinense

Horda de nefastos servidores públicos hacen trabajo sucio de Carlos Moreno Magaña

Una raya más al tigre

Por Félix Bigman

Ante la posibilidad de que salgan a la luz los millonarios chanchullos de Carlos Moreno Magaña, el pequeño Nerón de pantanolandia, moviliza a su maquinaria de canes amaestrados para sembrar chivos expiatorios, para justificar los enormes desvíos y así salvar a toda costa el pellejo.

El ciudadano Eugenio Oil Canul, empleado del departamento de proveeduría del ayuntamiento de Kanasín, fue víctima de abuso de poder, privación ilegal de la libertad, tortura y despido bajo presión. Resulta que el día viernes 4 de mayo, del presente año, a las 7:00 p.m. Oil Canul se encontraba a la altura de Villas de Oriente y carretera a Tixkokob, cuando le fue cerrado el paso por dos vehículos de la policía municipal, asegura que en uno de ellos venía Diego Coral Gamboa, sub director de seguridad y prevención al delito, quien, con lujo de abuso de poder, ordenó a los agentes de la policía municipal que detuvieran a don Eugenio. Hay que aclarar que Oil Canul fue detenido sin mediar una orden judicial, violando sus derechos humanos según los artículos 3,5,8,9,10,11,12 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y el artículo 16 de la Constitución Política Mexicana.

Posteriormente, como es la insana costumbre de estos seudo servidores públicos, fue trasladado a la comandancia de la policía municipal de Kanasín, donde fue despojado de toda pertenecía incluyendo la ropa. Asegura el afectado que le fue negada una llamada telefónica. Al cabo de unas horas, después de haber sido torturado física y psicológicamente, comenta que fue   llevado a la oficina del comandante, en ese lugar se encontraban los licenciados en derecho del ayuntamiento de Kanasín: Diego Coral Gamboa, sub director de seguridad pública y prevención al delito; Julio Rejón, secretario técnico y asesor jurídico de Carlos Moreno Magaña; Luis Rosales Herrera, director del jurídico de la policía municipal y Daniel Ramírez, el secretario de obras publicas involucrado en extorsión de empresarios de la construcción en Kanasín, como en el caso del empresario David Quijano.

Al estar en presencia de los antes referidos, Eugenio Oil asegura que comenzaron a presionarlo para que, a cambio de ser liberado, acusara a Raúl Cáceres y a Roger Góngora, director de obras públicas, de haber dado permisos falsos para la construcción de un supuesto fraccionamiento. Mientras se encontraba incomunicado y en estado de indefensión el vehículo de Oil Canul fue registrado sin su permiso y asegura que le fueron sembradas pruebas falsas basadas en documentos apócrifos, con la intención de inculparlo con los delitos inventados.

Su esposa Lizbhet Cáceres, al ver que su marido no llegaba a su casa, comenzó a llamar a los números del ayuntamiento para que le dieran razón del paradero de don Eugenio. La señora al igual se comunicó con los jefes directos de Oil quienes le dijeron que no sabían nada de él, así fue que decidió llamar a la policía municipal y al 911. La desfachatez de los agentes municipales, cual viles delincuentes bien entrenados para agredir la seguridad ciudadana, no tardó en salir a la vista: negaron en todo momento saber del paradero del afectado. Por supuesto que ellos tenían conocimiento de donde se encontraba el ciudadano, pero lo negaron en todo momento y, en el colmo del cinismo, hasta pidieron una fotografía de don Eugenio que para saber de sus rasgos físicos por si lo localizaban. Imagínese el tamaño de complicidades y confabulaciones que hay en los servidores públicos allegados a Carlos Moreno Magaña.

Después de pasar por la preocupación de la desaparición de su esposo, doña Lizbeth fue “atendida” en la dirección de la policía municipal, pero sólo para recibir amenazas por parte de Diego Coral Gamboa, Julio Rejón, Luis Rosales Herrera y Dany Ramírez,

Ante la presión de los familiares el afectado fue liberado el día sábado aproximadamente a las 2:10 p.m., posteriormente interpuso la denuncia CN/1377/2018. Contra el alcalde de Kanasín, Carlos Moreno Magaña, y sus secretarios, quienes cometieron los actos de privación ilegal de la libertad en su contra.

¿Qué clase de gente gobierna Kanasín? La pesadilla esta próxima a terminar pues ya se va este grupo gangsteril comandados por Carlos Moreno Magaña, pero antes que pagen por toda  fechoría cometida contra los ciudadanos.

¿Dónde está la Comisión de Derechos Humanos?, y esperemos que la fiscalía  si realice este vez su trabajo y no siga incurriendo como en otras ocasiones a  Carlos Moreno nos comentan familiares de la víctima.

Que conste

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.