Home / Portada / Aun sin estrategia para el combate del conjuntivitis

Aun sin estrategia para el combate del conjuntivitis

A poco menos de tres años del brote de conjuntivitis que prevalece en Yucatán, el sector salud local sigue sin efectuar acciones de prevención y sólo se enfoca a la atención de personas infectadas.

La imparable proliferación del número de casos ha provocado que ya sean al menos nueve los municipios del interior del Estado infectados, pues Sacalum se suma a la lista de poblaciones afectadas por la epidemia, cuyos estragos afectan a Acanceh, Chumayel, Progreso, Tekax, Ticul, Tizimín y Valladolid.

De todos modos, el mayor número de casos se registran en Mérida, pero la migración a las poblaciones del interior provoca la propagación de la patología, la cual no es mortal pero si molestosa.

Por lo pronto, sólo el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y la Secretaría de Salud de Yucatán (SSY) han abordado el tema a través de conferencia de prensa, pero hasta el momento no hay operativos de prevención y detección oportuna en centros laborales y escuelas.

De acuerdo con el delegado de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), Ricardo Béjar Herrera, al menos son seis mil los empleados tiene la conjuntiva infectada, por lo que a cada uno de ellos se les da una incapacidad da hasta tres días.

Lo peor de todo, aunque el titular de la SSY, Jorge Eduardo Mendoza Mézquita, reconoció que hay una epidemia sólo insistió en la necesidad de seguir medidas básicas de higiene para evitar más contagios, pero en ningún momento anunció programa alguno para mitigar la problemática que inició en enero de 2015 y que hasta el momento sigue sin control.

El funcionario aclaró que el brote de conjuntivitis que prevalece en la entidad es de tipo viral, por lo que es más rápido el contagio, principalmente, cuando no se tiene las medidas de higiene adecuadas.

Sugirió a la población a que se lave las manos con frecuencia así como la limpieza de cualquier objeto que pueda entrar en contacto con secreciones oculares o respiratorias.

De igual forma, las personas deben evitar tocarse los ojos con las manos y, en la medida de lo posible, tratar de aislar a quienes padezcan la enfermedad, hasta por tres días.

Aseveró que en caso de que alguien dentro de una familia padezca la enfermedad, mantener los utensilios de preparación de alimentos y objetos de uso personal del enfermo separados y aislados de los del resto de la familia.
La persona con conjuntivitis debe evitar acudir a eventos multitudinarios o a sitios con gran asistencia de personas, así a los centros laborales y a las escuelas.

Asimismo recomendó a las personas con alguno de los síntomas a evitar la automedicación, ya que dicha patología es viral, pero también puede ser bacteriana, por lo que es necesario que ante cualquier síntoma los ciudadanos acudan a un especialista para recibir un diagnóstico y el tratamiento adecuado.

Resaltó que la variedad bacteriana sí amerita valoración oftalmológica, para lo cual los pacientes deben acudir a un centro de salud de segundo nivel, es decir, con especialistas.

Aseveró que Yucatán es una zona epidémica y con cierta regularidad se presentan picos epidémicos que después retornan al comportamiento normal.

Sin embargo, el brote se registró desde la primera semana epidemiológica de 2015, y a poco más de dos años de su aparición, hasta el momento no hay decremento alguno.

Comentó que el incremento de casos se puede deber al inicio del ciclo escolar, ya que en el período vacacional las posibilidades de contagio disminuyen al haber pocas actividades con grupos numerosos de personas.

Finalmente, agregó que la conjuntivitis puede presentarse más de una vez en una persona, dado que los virus causantes son diferentes.
Por ende, advirtió que la población debe tomar las precauciones de higiene necesarias para evitar el contagio, aunque ya hayan padecido la enfermedad con anterioridad.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.