Home / Portada / Ante brote de influenza en Yucatán, Iglesia toma medidas precautorias

Ante brote de influenza en Yucatán, Iglesia toma medidas precautorias

Para evitar la propagación de la influenza en Yucatán, la Arquidiócesis de Yucatán ya toma las medidas de prevención para evitar la propagación entre los feligreses, como el uso del gel antibacterial, el fomento del saludo de etiqueta y la entrega de la Sagrada Comunión en las manos de los fieles

El arzobispo, Gustavo Rodríguez Vega, destacó la importancia de la mantener informada a la sociedad para evitar la proliferación de ésta mortal enfermedad, por lo que también se recomendará a que acudan al médico y de estar enfermos, evitar ir a misa.

En un documento dirigido “A todos los sacerdotes, diáconos, miembros de la vida consagrada, seminaristas y a todo el pueblo de Dios en esta amada iglesia de Yucatán: ¡pax!” anunció que la grey católica se suma a la acción recomendada por el sector salud.

Por ende, “ante el significativo incremento de los casos de influenza por el virus AH1N1, del que nos hemos enterado por los avisos de alerta que hay en diferentes centros de salud en la entidad, queremos como Iglesia, tomar las medidas de higiene convenientes para prevenir contagios, como ya se ha hecho en alguna otra ocasión”.

Debido a ello, pidió a los sacerdotes y diáconos de la Arquidiócesis que den a conocer a toda la feligresía cinco medidas de precaución, con tal de evitar la proliferación de dicho padecimiento.

Primeramente enunció el hecho de informar a los fieles que experimenten algunos de los síntomas que les hagan sospechar que han contraído la influenza, a que no acudan a las celebraciones litúrgicas en el templo, hasta haber superado la enfermedad.

“Recuerden que el precepto dominical no obliga a los enfermos”, enfatizó el V Arzobispo de Yucatán.

En segundo lugar, señaló la necesidad de “animar a toda la feligresía a acudir al médico cuando haya sospecha de haber contraído influenza”.

De igual forma, que en todos los templos se procure, a la hora de las celebraciones, un dispositivo con gel antibacterial para cuantos lo requieran.

Asimismo, “a la hora del saludo de la paz, no se den la mano, sino que baste el saludo de palabra y un sencillo gesto de reverencia”.

Remarcó que “la Sagrada Comunión se distribuya en la mano, a menos que los fieles la soliciten en la boca”.

Rodríguez Vega enfatizó que éstas medidas de seguridad se observarán hasta que se informe que ya pasó el riesgo de epidemia.

“Como cristianos hemos de preocuparnos de la salud del alma, pero también de la salud del cuerpo, lo cual hemos de considerarlo como un deber delante de Dios, sobre todo si como en este caso, un eventual contagio puede perjudicar a otros. Tomemos estas prácticas como una expresión concreta de caridad para con el prójimo”, acotó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.