Home / Portada / Aboguemos por el Estado de Derecho en Umán

Aboguemos por el Estado de Derecho en Umán

Freddy Ruz está obligado a promover la denuncia correspondiente ante la fiscalía y presentar ante la comunidad y los medios de comunicación el acta ministerial del caso y, para salvaguardar el Estado de Derecho, poner el asunto en manos de un juez para que este caso se esclarezca sin dejar la más mínima duda razonable; ¿Quiénes son los detenidos?, ¿Qué fin perseguían?, ¿Quién los mandó?, ¿Quién está detrás de las amenazas que Freddy Ruz dice haber recibido? El Estado de Derecho debe prevalecer ante cualquier situación y él, cómo autoridad, está obligado no sólo a preservarlo, sino también a poner el ejemplo.

Por: Consejo Editorial

El Estado de Derecho está definido como “un principio de gobernanza en el que todas las personas, instituciones y entidades, públicas y privadas, incluido el propio Estado, están sometidas a leyes que se promulgan públicamente, se hacen cumplir por igual y se aplican con independencia, además de ser compatibles con las normas y los principios internacionales de derechos humanos. Asimismo, exige que se adopten medidas para garantizar el respeto de los principios de primacía de la ley, igualdad ante la ley, separación de poderes, participación en la adopción de decisiones, legalidad, no arbitrariedad, y transparencia procesal y legal”. En este sentido queda muy claro que todas las personas, instituciones y entidades, públicas y privadas, incluido el propio Estado, están obligadas a acatar leyes justas, imparciales y equitativas, y tienen derecho a igual protección de la ley, sin discriminación. De igual manera, nuestra Constitución también es muy clara al respecto, pues su artículo 16 nos garantiza que nadie puede ser molestado en su persona, familia, domicilio, papeles o posesiones, sino en virtud de mandamiento escrito de la autoridad competente, que funde y motive la causa legal del procedimiento.

La declaración publicada por el alcalde de Umán, Freddy Ruz Guzmán, en su muro personal de Facebook en la que hace del conocimiento publico que dos sujetos fueron detenidos en las inmediaciones de su hogar y que, además según palabras del alcalde, la presencia en ese sitio de los capturados está relacionada con presuntos actos delictivos que atentan contra la integridad física de su familia, cómo consecuencia de su quehacer cómo presidente municipal, nos debe convocar a todos a la reflexión, pero también a la exigencia.


Freddy Ruz explica en su “comunicado” que ha recibido amenazas, que estas ya pasaron de la intimidación a los hechos y, por lo tanto, es momento de ponerle a alto a este tipo de acciones y proceder conforme a derecho. Editorial Tu Espacio del Sureste está totalmente de acuerdo; el alcalde umanense debe proceder legalmente, no sólo por el bien de su familia sino también por el de la sociedad de Umán. Es su primer deber cómo autoridad y cómo ciudadano consciente de sus deberes cívicos.

Freddy Ruz también está obligado a promover la denuncia correspondiente ante la fiscalía y presentar ante la comunidad y los medios de comunicación el acta ministerial del caso y, para salvaguardar el Estado de Derecho, poner el asunto en manos de un juez para que este caso se esclarezca sin dejar la más mínima duda razonable; ¿Quiénes son los detenidos?, ¿Qué fin perseguían?, ¿Quién los mandó?, ¿Quién está detrás de las amenazas que Freddy Ruz dice haber recibido? El Estado de Derecho debe prevalecer ante cualquier situación y él, cómo autoridad, está obligado no sólo a preservarlo, sino también a poner el ejemplo.

En Editorial Tu Espacio del Sureste estamos convencidos que la Ley es primero y que nadie puede, ni debe, estar por encima de ella, por eso queremos dejar muy claro que no cederemos en las acciones legales que hemos emprendido para llevar ante la Ley todo caso de presunta corrupción en el manejo de los recursos públicos y que sea un juzgado imparcial quien determine una culpabilidad, más allá de lo meramente mediático. Aboguemos por el Estado de Derecho en Umán en bien de nuestra sociedad, nuestra familia y la libertad que nos garantiza nuestra Constitución.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.